Comienza el desembarco de los pasajeros del ferry averiado hace 20 horas en Alicante

Uno de los doce españoles que embarcaron anoche califica la situación como tensa

AGENCIASALICANTE

La compañía que opera el ferry averiado en el puerto de Alicante que debía haber partido anoche rumbo a Orán (Argelia) ha autorizado el desembarco de personas, aunque sólo lo han hecho unos cuarenta del millar de a bordo, según ha relatado uno de los pasajeros. Jesús Montero, que viajaba por trabajo a Orán junto a otras tres personas, ha explicado que sobre las 19.25 horas les han comunicado por megafonía en francés que se podía abandonar el buque, después de casi 20 horas sin poder hacerlo.

Montero ha continuado que han decidido bajar a tierra los ocho españoles que formaban parte del pasaje (quienes se habían reunido en las últimas horas), así como una treintena más. Por su parte, la inmensa mayoría de los pasajeros, muchos de ellos procedentes de Francia a bordo de sus vehículos, ha decidido seguir dentro, ya que no se han abierto las bodegas del barco, donde se encuentran estacionados sus turismos con sus pertenencias.

Este pasajero había invertido unos 300 euros en la ida y vuelta a Orán y espera que la compañía le reembolse el importe. En cuanto a la situación en el muelle, ha señalado que hay un gran número de coches que han llegado a lo largo del día aguardando la hipotética salida de las 22.30 horas.

Una solución alternativa

La empresa ha decidido tratar de arreglar el problema o gestionar la llegada de otro buque desde Argelia para reembarcar al pasaje y, mientras tanto, no permite la salida de estos pasajeros que pretendían viajar anoche a Orán, con el fin de evitar que se mezclen con los que siguen llegando al puerto. El español Jesús Montero, uno de, aproximadamente, decena de españoles que embarcó anoche, ha explicado que la situación es "tensa", ya que se sienten "secuestrados" al prohibirles bajar a tierra, y ha añadido que la dirección del buque se limita a decir que están reunidos con las autoridades españolas para solucionar el problema.

Cerca de un millar de pasajeros del ferry que une diariamente Alicante con Orán (Argelia) llevan desde anoche encerrados en el barco debido a una avería sufrida durante las maniobras de atraque en el muelle de Alicante, han informado fuentes del puerto y del Consulado de Argelia en la ciudad. El barco, "El Djazair", es propiedad de la empresa argelina Entreprise Nationale de Transport Maritime de Voyageurs (ENTMV) y es uno de los que opera esta línea, muy frecuentada en verano por, sobre todo, ciudadanos argelinos procedentes de Francia, dentro de la "Operación Paso del Estrecho".

Este buque llegó anoche al puerto de Alicante, pero las fuertes rachas de viento dificultaron el atraque y causó que la zona trasera impactara con el muelle, lo que ha causado daños materiales y la avería, pese a lo cual los pasajeros llegados de Orán pudieron bajar, y se embarcaron los que tenían previsto salir hacia Argelia a las 22.30 horas.