«El metro se acaba en Santurtzi»

El responsable del suburbano sostiene que no hay demanda suficiente que justifique una ampliación del servicio hasta la zona minera

JOSÉ DOMÍNGUEZ| BARAKALDO
Rafael Sarria acaricia ya el sueño de ver completa la conexión metropolitana de toda la margen izquierda. / FERNANDO GÓMEZ/
Rafael Sarria acaricia ya el sueño de ver completa la conexión metropolitana de toda la margen izquierda. / FERNANDO GÓMEZ

Mañana será un día grande para Santurtzi. El metro llega a la localidad marinera. Una auténtica jornada de fiesta para recibir a un servicio considerado ya el eje vertebrador del transporte público en el Gran Bilbao. El corte de la cinta rematará más de dos meses de exhaustivas pruebas para garantizar la seguridad de los usuarios y que las nuevas estaciones (Peñota, en Portugalete, y Santurtzi) funcionan a la perfección. En este sentido, el director gerente del metro reconoce que el municipio costero conlleva un significado muy especial. Emotivo. Por fin se cumplirá el compromiso institucional de introducir las ventajas del suburbano en toda la margen izquierda. Casi 14 años después de inaugurar la conexión en la otra orilla de la ría. Y, aunque la estación de Kabiezes aún debe aguardar a 2012, Rafael Sarria ya adelanta que no está previsto que la Línea 2 crezca más allá de este populoso barrio santurtziarra. Malas noticias para Trapagaran, Ortuella y Las Encartaciones.

-¿Cómo se prepara Metro Bilbao para una cita como la de mañana?

-Llevamos haciéndolo tres años. Pero sí es cierto que los dos últimos meses han sido frenéticos, de exhaustivas pruebas, repetidas una y otra vez en Peñota y Santurtzi, para comprobar que nada falla. Que todo funciona a la perfección y que, sobre todo, la seguridad del usuario está garantizada.

-Al margen de las obras de urbanización, los vecinos apenas han percibido ese ajetreo...

-Pues mientras ellos dormían, la caverna del metropolitano bullía de actividad. En cuanto finalizaba el servicio diario, se empezaban a hacer simulaciones en tiempo real con los trenes. Avisos, arrancadas, frenos, comprobaciones de energía...

Nuevas unidades

-¿Han surgido problemas?

-El metro podría estar funcionando con normalidad en Santurtzi desde hace un mes. Pero somos muy 'segurolas' y siempre nos exigimos este tiempo extra de pruebas.

-¿Y pueden producirse esos contratiempos en estos primeros días?

-No debería. Además, tenemos una peculiaridad porque Santurtzi se inaugurará con una nueva generación de trenes, la serie UT 600, cuyas tres primeras unidades se van a poner ahora en circulación. Las otras seis que adquirimos estarán en marcha antes de fin de año.

-¿Por qué se produce la inauguración en julio: cuestión de plazos o para aprovechar el descenso de usuarios en verano?

-El plazo que marca la obra, sin duda. Para nosotros hubiese sido mucho mejor arrancar en enero, o a finales de 2008, como se preveía en un principio. Pero el proyecto del metro es muy complejo.

-Próxima parada, Kabiezes.

-Es un tramo complicado. También el de Basauri. Difícil dar fechas concretas. Por eso hemos puesto una lanzadera hasta la inauguración.

-¿Será gratuita?

-Totalmente. Eso sí, sólo para los que usen el suburbano. Si no lo haces, sí hay que pagar.

-¿Crecerá el metro por la cuenca minera?

-Puede crecer hasta el infinito. Todo depende del nivel de población. Y, hoy por hoy, más allá de Santurtzi no hay pronosticada masa crítica de demanda que justifique una ampliación. Si por la razón que sea Ortuella, Trapagaran o Muskiz tuviesen un crecimiento considerable en los próximos cinco años, se estudiaría. Pero, insisto, hoy por hoy, el metro se acaba en Santurtzi.

-¿Y la extensión a Rekalde?

-En ese barrio ya hay masa crítica.

Problemas de energía

-¿Es rentable la Línea 2?

-El metro de Bilbao es el más rentable de España y de los primeros de Europa. Ahora bien, una cosa es la inversión que exige su construcción, y que ya ronda los 3.000 millones. Ésa no se recupera. Pero sí reingresamos el 87% del presupuesto anual, que es de 62 millones. En ese sentido, la Línea 2 ha contribuido especialmente a alcanzar estas cifras tan relevantes.

-¿Padecerán los usuarios nuevas suspensiones del servicio por problemas de energía?

-Esperemos que cada vez menos. No buscamos medallas ni culpables, pero el 80% de nuestros problemas tienen su origen en el suministro de electricidad. Para intentar evitarlas hemos adquirido sistemas de alimentación ininterrumpida que nos dan una autonomía de una hora. Lo cierto es que ha habido situaciones complicadas que no se han conocido públicamente porque estas pilas gigantes nos permitieron seguir funcionando con total normalidad.

-¿Cuántos usuarios aportará Santurtzi al metro?

-Calculamos que cuatro millones al año. Aunque nuestra gran referencia será la estación de Kabiezes y el aparcamiento disuasorio que se prevé habilitar allí. Hay que tener en cuenta que hasta gente de Castro utiliza el metro.

-¿Se cumplen las previsiones de crecimiento?

-Hasta cierto punto. Con Santurtzi pensábamos llegar a los 90 millones de pasajes anuales, pero la crisis nos ha hecho bajar esa estimación a 87 millones.

-¿Se usa menos el metro?

-En hora punta no, hay una ligera subida; la gente deja más su coche para ir a trabajar. Pero los viajes por ocio han bajado un 8,9%. El Bilbao-Bilbao muchos lo hacen a pie.

-¿Se ampliará el horario a las cinco de la mañana?

-No. Un estudio ha demostrado que no es rentable.

Fotos

Vídeos