El nuevo sueño de Iñaki Castañeda

El riojano afincado en Vizcaya tomará parte en silla de ruedas en el 'Ironman' de Austria, una prueba sólo para elegidos

LAURA GONZÁLEZ| BILBAO
Castañeda, una referencia del deporte adaptado. / M. LÓPEZ/
Castañeda, una referencia del deporte adaptado. / M. LÓPEZ

Completar un 'Ironman' y convertirse en el primer 'finisher' vasco, en el primer atleta de Euskadi en silla de ruedas que logra terminar el triatlón más famoso del mundo. Ése es el sueño y el reto que se ha planteado Iñaki Castañeda a sus 57 años, toda una auténtica hazaña en un mundo con demasiadas barreras. «Competir todos los fines de semana era muy duro, se me quedaba grande. Me veo muy capacitado de cabeza para este reto que me he impuesto, y eso es lo más importante», señala.

La prueba, que tendrá lugar el próximo 5 de julio en la localidad austriaca de Karnten, constará de 3.800 metros de natación en un lago, 180 kilómetros de ciclismo y 42,2 de carrera, la distancia de maratón. Para completar los circuitos de tierra el deportista de la Agrupación Deportiva Fekoor contará con una Hand-Bike -una bicicleta con desarrollo en la que se pedalea con las manos-, además de una silla de atletismo para los kilómetros de maratón. La triatleta Virginia Berasategui le ha animado a afrontar el 'Ironman' de Austria por las características del trazado del circuito y por la excelente organización.

Él intentará coronarse como el primer atleta vasco en silla que finaliza el 'Ironman' y espera concluir la prueba con un crono inferior a las 12 horas, superando el tiempo del sevillano Rafael López Ordóñez (13 horas y 5 minutos), el único deportista español en silla que ha concluido la prueba.

Castañeda es una auténtica referencia en el ámbito del deporte adaptado en Vizcaya. Su pasión siempre ha sido el deporte, antes y después del accidente que la noche del 9 de junio de 1993 le cambió la vida. El camionero de Haro (La Rioja) afincado en Vizcaya perdió las dos piernas en una curva cercana a Lemoa. Antes del accidente pertenecía al Club Deportivo Santutxu, con el que corrió sus primeros maratones. Un palmarés de 93 primeros puestos logrados en todas las competiciones disputadas a lo largo de su vida certifica su gran calidad. Lejos de despedirse del mundo del deporte, tras el accidente Castañeda empezó a nadar y en poco tiempo volvió al mundo de la competición con una silla de atletismo.

Para afrontar el duro reto en Austria, el deportista de Fekoor, que competirá en la categoría Tri 1, dentro de los discapacitados, acumula casi dos años de preparación. Terminar el 'Ironman' de Austria le podría dar opciones para ir al Campeonato del Mundo de Hawai, pero ésa, de momento, no es su meta. «Quiero acabar en Austria, a ver qué sensaciones tengo, y luego ya lo pensaré», avanza Castañeda, quien da las gracias a todos los que hacen posible que deportistas como él puedan competir.