Adjudican las obras del acceso de San Mamés

T. A.| BILBAO

El tramo más urbano del acceso de San Mamés, entre la cuesta de Olabeaga y la glorieta Torres Quevedo, empezará a construirse este otoño. Bilbao Ría 2000 adjudicó ayer las obras por importe de 15,9 millones de euros a la UTE formada por Ferrovial-Agromán y Viconsa. El plazo de ejecución es de 29 meses y los trabajos darán continuidad a los que ya está ejecutando la Diputación, con el fin de abrir una nueva entrada a la ciudad que permita derribar el viaducto de Sabino Arana.

Pese a su corto trazado, de apenas medio kilómetro, el proyecto encierra las dificultades propias de una infraestructura que entra en el corazón de la ciudad. Lo más complicado es la convivencia con las vías del tren, que obligará a construir una estructura en forma de pórtico para protegerlas y evitar interferencias en el servicio ferroviario. En esta caverna también se dejará espacio para el futuro soterramiento del tráfico de mercancías que pasa por Olabeaga.

CENTRO MUNICIPAL DE BASURTO

Los vecinos de Basurto ya están más cerca de su nuevo centro municipal de distrito, que incorporará entre otros equipamientos una haurreskola y una zona de actividades para la tercera edad. La sociedad pública adjudicó ayer la reforma del antiguo edificio de desinfección de Zankoeta a Dragados por 2,7 millones. Los trabajos empezarán en otoño y durarán un año. De la dirección de obra se encargará el estudio de arquitectura de José María Menchaca. El Ayuntamiento quiere agilizar el proyecto porque el actual centro cívico está en el solar donde se construirán los pisos de Garellano. La rehabilitación dará nueva vida al inmueble diseñado por Ricardo Bastida en 1917, que ganará una planta y tendrá calles peatonales con cubiertas acristaladas. El objetivo es que inicie sus actividades a lo largo del curso 2010-2011.

CAMPA DE LOS INGLESES

El consejo también aprobó la modificación del contrato con la paisajista Diana Balmori para revisar el diseño paisajístico de la plaza de Euskadi y el parque de la Campa de los Ingleses. Ambos proyectos tendrán que ser modificados con una estética más sencilla para adaptarse a las limitaciones presupuestarias impuestas por la crisis, aunque «sin perder calidad». El contrato para el nuevo diseño de la plaza, que estará listo en seis meses, asciende a 47.156 euros y el del parque, con un plazo de nueve meses, a 90.000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos