Ander Alaña abandona con tristeza el Eibar tras seis intensos años en el club

El ya ex-capitán bilbaíno no cuenta para el nuevo proyecto de Jesús Merino Codina y Lombraña continuarán una temporada más en la entidad armera

LETIZIA GÓMEZ| EIBAR
Ander Alaña, con su característico brazalete de capitán, en el partido ante el Girona en Ipurua. / M. E./
Ander Alaña, con su característico brazalete de capitán, en el partido ante el Girona en Ipurua. / M. E.

La operación 'limpieza total' en la plantilla del Eibar se ha dejado para el último día, pero el rodillo ha pasado con tanta fuerza por el vestuario armero que se ha llevado por delante a figuras que contaban con un gran peso específico. Los jugadores ya se temían que iban a pagar el pato y en las últimas horas varios de los integrantes del plantel eibarrés han confirmado que no cuentan en el proyecto que está diseñando Jesús Merino. Raúl García y Jon Urzelai fueron de los primeros en conocer que no entran en los planes del secretario técnico y ayer Ander Alaña visitó por última vez las oficinas de Ipurua.

Pocas horas antes de pasar por la vicaría, el hasta ahora capitán bilbaíno ha pasado a engrosar las listas del paro tras seis años defendiendo la camiseta azulgrana. No se le ha hecho ni siquiera una oferta a la baja, aunque él tampoco estaba por la labor de continuar tras los acontecimientos vividos en las últimas fechas. «Ya me han comunicado que no quieren contar conmigo. Buscan un cambio y me han dicho que no entro en sus planes», indica uno de los jugadores que ha sido santo y seña en el club en los últimos años. «Después de lo que ha pasado en las últimas semanas ya había valorado la opción de irme y tras hablar con ellos me han reforzado esa idea», explica sin esconder la profunda pena que siente por abandonar una casa que siente como la suya propia.

No se le escapará ni una sola mala palabra del Eibar, pero no oculta que «en las últimas semanas he terminado muy quemado. No quiero ser oportunista y decir que no me quieren, pero han pasado cosas que me ha hecho decidirme».

Entiende que él y otros veteranos que van a seguir su mismo camino «tengamos más responsabilidad sobre el vestuario y sobre lo que ha pasado. También somos los que más sufrimos y los que más hostias recibimos», a lo que añade que «se valora más lo de fuera que lo de aquí».

Se va con los recuerdos que le han dejado dos descensos, un casi ascenso a Primera y un emocionante ascenso de la mano de Javier Mandiola. «Siempre he dicho que he estado muy a gusto aquí y que me llevo muchas cosas buenas. Me quedo, sobre todo, con la acogida que me ha dado la afición y en especial con la gran ovación que me regalaron cuando me retiré lesionado el otro día, que se me quedó grabada».

Ahora «sólo quiero desconectar e irme de vacaciones después de un año muy duro y dejo en manos de mi representante la elección de la mejor opción posible para mí. Sólo espero que el Eibar haga un buen equipo y pueda estar arriba».

Lombraña y Codina

Aún quedan muchísimas incógnitas por despejar, pero al menos EL CORREO ha podido saber que tanto Lluis Codina como Txiki Lombraña formarán parte de la remozada plantilla que con toda probabilidad dirigirá Ángel Viadero, que ayer realizó un 'tour' por Ipurua de la mano de Alex Aranzabal.

Pese a que ambos tenían contrato para la próxima campaña, ninguno tenía claro que fuera a continuar y los serios semblantes que ambos (y casi todos los demás) mostraron en la cena de despedida del equipo tampoco invitaban al optimismo.

Ayer, sin embargo, ambos recibieron la comunicación de su continuidad. Codina aseguró que «he hablado con Merino y apuestan porque me quede y esperemos que los nuevos que vengan lleguen con ganas e ilusión». Lamenta que la mala temporada haya pasado factura al vestuario. «Me da pena por los muchos compañeros que se van. Aunque las cosas hayan salido mal había muchos jugadores que se merecían continuar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos