Detenido por robo en una vivienda uno de los condenados por la muerte de Sandra Palo

El joven cumple tres años de libertad vigilada por el crimen

JUAN CANO |MÁLAGA
La madrer de Sandra Palo mantiene una incesante campaña para reformar la Ley del Menor. / Archivo/
La madrer de Sandra Palo mantiene una incesante campaña para reformar la Ley del Menor. / Archivo

'Rafita', uno de los cuatro condenados por el asesinato de Sandra Palo, la joven getafense a la que violaron, atropellaron y prendieron fuego en 2003, ha sido detenido en Málaga por su presunta implicación en un robo en un domicilio. El imputado, que ahora tiene 21 años, aún se encuentra cumpliendo una medida de libertad vigilada por aquel crimen.

El arresto de R. F. G., apodado 'Rafita' o 'Pumuki', se produjo la semana pasada en el marco de una investigación de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Málaga a raíz de una denuncia de robo en un piso, en el que sustrajeron, entre otros efectos, un ordenador portátil. Pero, curiosamente, la vivienda no había sido forzada ni el interior estaba revuelto.

Esa pista hizo a los agentes sospechar que el autor del robo se encontraba en el entorno de la denunciante, según explicaron fuentes cercanas al caso. Durante las vigilancias que se realizaron en torno al inmueble, detectaron a R. F. G. y rápidamente lo identificaron como uno de los cuatro jóvenes implicados en el crimen de Sandra Palo.

Joven conflictivo

En aquel juicio, 'Rafita' salió mejor parado que el resto de los procesados. Fue condenado a cuatro años de internamiento en un centro de menores -entonces tenía 14- y tres de libertad vigilada, que de los cuales cumple el segundo aniversario la semana que viene. Pese a su corta edad, 'Rafita' ya arrastraba un largo historial conflictivo cuando fue internado por este suceso.

Durante las pesquisas, los agentes comprobaron que R. F. G. tenía relación con otro joven, natural de Cataluña y residente en Málaga, que cuenta con antecedentes delictivos. Los policías estrecharon el cerco sobre el segundo sospechoso, que fue interceptado con el ordenador presuntamente sustraído en el inmueble.

Al ser detenido, este segundo individuo habría reconocido que el portátil se lo entregó 'Rafita', lo que confirmó las sospechas de los investigadores, que procedieron entonces a la detención de R. F. G. por su presunta implicación en el robo.

El crimen de Sandra Palo conmocionó a la sociedad española. La chica, de 22 años, que sufría una pequeña discapacidad psíquica, fue raptada, violada, atropellada y rociada con gasolina cuando aún le quedaba vida. El suceso ocurrió el 17 de mayo de 2003 en Leganés. Días después, la policía detuvo por el crimen a tres adolescentes y un adulto, que fueron condenados a penas muy dispares. De los cuatro años de internamiento de 'Rafita' a los 64 años de prisión de su primo, 'El Malaguita', el único de los cuatro implicados que entonces era mayor de edad. Desde entonces, los padres de Sandra luchan por su caso y por un endurecimiento de la Ley del Menor.

Fotos

Vídeos