Patxi López asiste a su primera reunión del patronato del Guggenheim

IÑAKI ESTEBAN| BILBAO
De izda. a dcha., Richard Armstrong, Vidarte, Jon Azua, José Luis Bilbao y Patxi López, entre otros. / E. C./
De izda. a dcha., Richard Armstrong, Vidarte, Jon Azua, José Luis Bilbao y Patxi López, entre otros. / E. C.

El lehendakari Patxi López asistió el pasado lunes a su primera reunión del patronato de la Fundación Guggenheim Bilbao, en la que estrenó su cargo de presidente del mismo. A la convocatoria acudieron también el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna y representantes de las 32 empresas que componen este organismo, además del director general del museo, Juan Ignacio Vidarte, y del director de la Fundación Solomon R.Guggenheim de Nueva York, Richard Armstrong.

En este encuentro se informó de la subida de un 6% en la asistencia en los últimos cinco meses respecto al mismo periodo de 2008. También se adelantaron las previsiones de la programación artística para 2010. El año expositivo comenzará en febrero con una exposición de los fondos del Guggenheim, compuesta por unas cien obras de unos sesenta artistas, y de la colección del empresario Dimitris Daskalopoulos, con piezas de Damien Hirst, Gilbert&George, Marina Abramovic y Kiki Smith, entre otros.

Un mes más tarde se celebrará una retrospectiva de Anish Kapoor, uno de los más célebres artistas contemporáneos, de origen indio y radicado en el Reino Unido, que ha expuesto individualmente en la Tate de Londres y en el Reina Sofía de Madrid, entre otros museos.

La asistencia de Patxi López tuvo como objetivo visualizar la toma de posesión de su cargo, ya que la pasada semana firmó un decreto en el que nombraba a sus representantes en el Guggenheim: la consejera de Cultura Blanca Urgell y el viceconsejero Antonio Rivera, presidente de la comisión parlamentaria que investigó el desfalco de Roberto Cearsolo y la pérdida de más de siete millones de euros en diversas operaciones de cambios de divisas.

Ambos casos están relacionados con la Sociedad Tenedora, la parte del museo que se encarga de la compra y propiedad de obras de arte, cuyo consejo de administración se iba a reunir ayer, aunque problemas de agenda lo impidieron.