Un getxotarra intentará ascender al Gasherbrum II sin oxígeno ni sherpas

Será el primer 'ochomil' de Asier Zarate y la expedición saldrá este mes

TXEMA IZAGIRRE| GETXO
El montañero consulta el mapa junto al concejal Koldo Iturbe. / EL CORREO/
El montañero consulta el mapa junto al concejal Koldo Iturbe. / EL CORREO

El montañero getxotarra Asier Zarate intentará ascender a uno de los 14 'ochomiles' del mundo, el Gasherbrum II, y lo hará sin utilizar oxígeno ni sherpas. Si lo consigue, será su primer ochomil.

Este monte pakistaní alcanza 8.035 metros de altitud. Cinco montañeros completarán el grupo capitaneado por el algorteño, que partirá el 27 de junio de este mismo mes rumbo a Asia.

La preparación previa que han realizado incluirá, por lo menos, una semana de 'trekking' para llegar al campo base. Allí esperarán cerca de otro mes para aclimatarse e intentar después el asalto a la cima.

«Este tipo de expedición, debido a su dureza, necesita de un importante entrenamiento previo. Es el trabajo en el que todo el equipo ha puesto todo su empeño», subrayó el montañero getxotarra. Zarate destaca el importante papel del grupo, volcado todo él en culminar el ascenso.

Pero la fortaleza física sólo es una baza en una escalada harto complicada, en la que la falta de oxígeno supondrá un esfuerzo añadido muy importante.

Por eso, Zarate destaca también la importancia de la técnica y de la fortaleza psicológica, en un ascenso complicado de partida, al que factores climatológicos como el frío o el viento afectarán de lleno.

Su próximo intento supone el primer ochomil de la lista de un montañero que se ha atrevido con cumbres más discretas hasta ahora.

Un ejemplo es el monte Pisco, situado en los Andes peruanos; el Grand Paradiso de los Alpes italianos o los más de 100 'tresmiles' que ha completado en su etapa anterior en el Pirineo.

Subvención municipal

Su concepción está arraigada en el alpinismo tradicional, siguiendo las pautas de una filosofía que ha mantenido siempre.

«La ascensión la llevaremos a cabo siguiendo la filosofía de anteriores expediciones, por lo que no utilizaremos oxígeno artificial, ni sherpas de altura», según indica el montañero getxotarra. A sus 33 años es el reto más importante al que se enfrenta en toda su carrera deportiva.

Al tratarse de un alpinista algorteño, el Ayuntamiento de Getxo ha querido colaborar con la expedición.

«Ya anunciamos nuestra política de ayudas a las iniciativas presentadas por los más jóvenes. En este caso, el montañero getxotarra contará con una aportación de 3.000 euros, provenientes del área de Juventud», anunció ayer el responsable de Cultura del Ayuntamiento de Getxo, Koldo Iturbe.