«Nuestras corredoras han aprendido a competir con la Emakumeen Bira»

Ha asumido la presidencia de Iurretako Txirrindulari Elkartea, que impulsó hace 25 años, con la aspiración de que las instituciones se «vuelquen más en los cicloturistas»

ALBERTO CEBRIÁN| IURRETA
, en la presentación de la próxima edición de la Emakumeen Bira / MAIKA SALGUERO/
, en la presentación de la próxima edición de la Emakumeen Bira / MAIKA SALGUERO

El nombre de Cristina Mardaras en Iurreta es sinónimo de ciclismo. Impulsora de la Emakumeen Bira hace ya 22 años, en octubre pasado sustituyó a Agustín Ruiz al frente de la agrupación ciclista de la anteiglesia. Para esta edición tiene su favorita: la abadiñarra Eneritz Iturriaga. «Es una muy buena corredora que no ha tenido suerte con las caídas», admite. Entre los retos de Iurretako Txirrindulari Elkartea Mardaras se ha fijado los de «estrechar lazos con otras asociaciones, integrar a los cicloturistas que van por libre y luchar porque las instituciones se vuelquen más con nosotros».

-Este año será la primera vez que la Emakumeen Bira no esté directamente organizada por la Iurretako Txirrindulari Elkartea. ¿Cómo recuerda sus inicios?

-Al principio sólo venían equipos estatales y con el paso de los años hemos ido creciendo hasta convertirnos en una prueba internacional reconocida por la UCI. Nuestra intención desde el principio era propiciar que las mujeres pudieran competir y creo que lo hemos logrado. Con el paso de los años hemos aprendido a organizar mejor la competición, empezando primero con tres etapas hasta las cinco, una de ellas contrarreloj. Mucha gente, al comienzo, decía que no trajéramos extranjeras porque se llevaban todos los premios. Pero gracias a eso las de aquí han aprendido mucho, sobre todo a competir, y ahora podemos decir con orgullo que han salido ciclistas hacia equipos de fuera, entre ellas Joane Somarriba.

-La Emakumeen Bira se ha convertido en todo un referente dentro del ciclismo.

-A nivel mundial. Las corredoras extranjeras tienen muy en cuenta la Bira porque se las trata muy bien, con dignidad. Las llevamos a hoteles o agroturismos, no a barracones como en otros sitios. En este sentido siempre hemos tenido en cuenta que los equipos estén bien. Por eso, uno de los problemas que tenemos es que quieren venir más de los que podemos acoger y eso agrada mucho. Los propios jueces de la UCI califican la organización como muy buena. Para conseguirlo, nuestros socios han hecho un esfuerzo tremendo, sacrificando vacaciones, horas extras en el trabajo y gastos para estar esos días al pie del cañón.

Joane Somarriba

-¿Por eso una sociedad se encargará en exclusiva de su organización?

-En los últimos cinco años los propios socios estaban pidiendo un cambio en el modelo organizativo, porque cada vez el esfuerzo y el nivel de exigencia por parte de la UCI son mayores. A lo largo de este tiempo hemos estado madurando cuál sería la mejor forma de liberar de tanto trabajo a la sociedad. Para eso se ha creado Iurretako Emakumeen Bira Kirol Elkartea, que se dedicará en exclusiva a ello, y en la que participan la mayoría de los que antes se ocupaban de organizarla.

-¿Con qué se queda de las ediciones disputadas?

-Serían muchas cosas. Recuerdo especialmente a Joane Somarriba, que siempre ha hecho muy buenas carreras y ha sido campeona tres veces. También destacaría a Agurtzane Elorriaga, porque aún siendo una corredora sin posibilidades de ganar siempre ha trabajado mucho para su equipo. Un año el equipo de Eslovaquia dijo que prefería venir aquí a ir a la vuelta de Portugal, y eso es un orgullo.

-¿Tiene alguna corredora fetiche que le gustaría ver en lo alto del cajón?

-Me gustaría mucho que ganara Enertiz Iturriaga, que ya ha sido la mejor de las vascas en la Emakumeen Bira. Es una buena corredora, pero ha tenido mala suerte con varias caídas que le han impedido ganar en eventos importantes.

-Con el cambio del modelo organizativo, ¿qué tipo de trabajo desarrollará ahora Iurretako Txirrindulari Elkartea?

-Dentro de nuestros estatutos no está contemplada la competición, somos una sociedad cicloturista. Nuestro objetivo siempre ha sido promover el cicloturismo, aunque últimamente se le ha dado más importancia a la Emakumeen Bira. En febrero pasado, hemos celebrado nuestro 25 aniversario y desde las primeras actas ya se recoge un calendario de salidas y marchas de nivel intermedio. Ahora mismo tenemos 240 socios que participan en diferentes marchas y quedadas. Pretendemos estrechar lazos con otras asociaciones e intentar que todos esos cicloturistas que van por libre lo hagan asociándose.

Estrechar carreteras

-¿Tienen dificultades por ser grupos tan grandes?

-Sí. Llevamos coches de protección y entre nosotros analizamos el recorrido de la marcha. Dentro del grupo uno se encarga de recoger información sobre seguridad de las carreteras para que los responsables las señalicen.

-¿Se sienten protegidos y respetados por las Instituciones?

-Cuando vamos en grupo nos sentimos más seguros que solos, los conductores nos respetan más. Desde las instituciones no nos hacen demasiado caso. Les indicamos las zonas más peligrosas y que están en peores condiciones pero como si nada. Las autoridades tienen que ofrecer alternativas, como estrechar un poco las carreteras, porque así los coches irán más lentos. Teniendo buenos arcenes no se obstaculizarían las carreteras, eso deberían tenerlo en cuenta cuando las arreglen.

-¿Cuál es su máxima aspiración?

-Sería estupendo compartir espacio en las ciudades con los vehículos. El bidegorri urbano que van a hacer en Durango está bien porque ayudará a que la gente use la bicicleta para desplazarse, pero no es solución. Hace falta una cultura de compartir espacios y respeto mutuo.

Fotos

Vídeos