El Gernika Kesb no estará en el Campeonato de España

«Pecamos de falta de experiencia», destaca su técnico, Mario López

JUAN PABLO MARTÍN| GERNIKA
Mario López da instrucciones a sus chicas durante un tiempo muerto. / MAIKA SALGUERO/
Mario López da instrucciones a sus chicas durante un tiempo muerto. / MAIKA SALGUERO

El Gernika Kesb no estará en el Campeonato de España de categoría cadete que se disputa a finales de mes en Lanzarote. La escuadra dirigida por Mario López sólo ganó un partido de los tres de la fase interautonómica que se disputó en la villa foral el pasado fin de semana y quedó fuera de los puestos que dan acceso al Nacional.

El objetivo era complicado pero el hecho de jugar en casa y delante de su público hacía albergar alguna esperanza, pero al final se impuso la lógica. Y eso que las anfitrionas comenzaron bien. El jueves, se impusieron al Mataró (61-67) en un choque en el que llegaron a tener hasta 25 puntos a su favor. Las defensas planteadas por las gernikarras dejaron fuera de juego a sus rivales durante muchos minutos, pero que al final el encuentro se les complicó porque las jugadoras se sintieron atenazadas.

Solventado el primer escollo, el viernes tuvieron un rival muy duro, el Viña Ijaba, que desde los primeros compases de jó claras las diferencias. Al final, cayeron con claridad (77-47). «Se nos fueron desde el inicio y nos vinimos abajo», explicó su técnico. A las gernikarras se les atragantó la zona puesta en practica por sus rivales y no encontraron buenas posiciones de tiro.

El último choque de la fase fue el decisivo. Una sola victoria les permitiría jugarse la plaza disponible para los dos segundos. Pero no pudo ser. Su rival fue el Femeni Sant Adriá contra el que cayeron por 53-66. El Gernika Kesb fue siempre a remolque aunque llegó a empatar en algunas fases de la contienda como al final del primer cuarto (11-11). Incluso se retiró al descanso con una mínima desventaja en el marcador (27-30).

Agradecimiento

Pero si el triunfo ya estaba caro, las anfitrionas tuvieron que enfrentrase a las decisiones arbitrales. Los colegiados alaveses cambiaron de criterio en la señalización de faltas en la segunda mitad y algunas de las mejores jugadoras locales se cargaron de personales. Sin embargo, siguieron dentro del partido hasta el último cuarto donde un par de acciones discutibles de los árbitros propiciaron que las catalanas se fueran de diez puntos en el marcador y dejaran prácticamente sentenciado el choque.

«Hemos pecado un poco de inexperiencia, de no saber jugar por debajo en el marcador. Estuvimos nerviosos y poco verticales a la canasta. Me queda una espina clavada porque no jugamos como nosotros sabemos, y contamos con más calidad de la que hemos demostrado», señaló el entrenador local, Mario López.

El pabellón estuvo a rebosar las tres jornadas. «Además, desde el club queremos agraceder el trabajo que realizaron los padres de las jugadoras en la infraestructura de todo el torneo», concluyó.