Hematología denuncia presiones para trasplantar sin los medios necesarios

Los facultativos consideran imprescindibles más enfermeros y guardias presenciales para practicar trasplantes de médula La primera operación está prevista para mediados de junio

J. C. PEINADO| LOGROÑO
Hospital San Pedro, que tiene previsto practicar el primer autotrasplante de médula en junio. / RAFAEL LAFUENTE/
Hospital San Pedro, que tiene previsto practicar el primer autotrasplante de médula en junio. / RAFAEL LAFUENTE

El Servicio de Hematología del Hospital San Pedro denuncia presiones para practicar trasplantes autólogos de progenitores hematopoyéticos, más conocidos como autotrasplantes de médula ósea, sin contar con los medios necesarios. El equipo de hematólogos consideran que «existe una serie de deficiencias que es imprescindible subsanar» antes de la puesta en marcha del programa.

A pesar de que el hospital cuenta con la acreditación necesaria para practicar autotrasplantes de médula ósea, precisaron, «las condiciones actuales no son las adecuadas e impiden una correcta atención de los pacientes, pudiendo incluso poner en peligro sus vidas». Los especialistas apuntaron que estos problemas «se han elevado a la dirección del hospital y no se han solucionado». Pese a ello, agregaron, «nos han transmitido la obligación de iniciar el programa de trasplantes e impiden la derivación de pacientes a otro centro médico».

La puesta en marcha del servicio parece inminente. Las órdenes han sido cursadas. Fuentes del Servicio de Hematología precisaron ayer que, el próximo lunes, se extraerán células madre del primer paciente. Su ingreso hospitalario está previsto para mediados de junio. Los facultativos consideran que «hay tiempo suficiente para resolver las carencias si hay voluntad para ello».

Los problemas

Las necesidades fundamentales, según los hematólogos, son cuatro. Uno. Más profesionales de enfermería. En la actualidad, aseguran, una enfermera atiende a veintitrés pacientes en el turno de noche. Dos. Implantación de guardias presenciales. A partir de las 15 horas, no hay ningún hematólogo en el hospital. Tres. Incorporación de un nuevo especialista ante el presumible incremento de la carga de trabajo. Cuatro. Control del laboratorio de hematología por parte de los hematólogos. Hoy en día, es gestionado y dirigido por analistas clínicos.

Cabe recordar que el consejero de Salud, José Ignacio Nieto, avanzó a finales de 2008 que el Hospital San Pedro se encontraba en disposición de practicar trasplantes autólogos de médula ósea. Los especialistas elevaron entonces un escrito con las deficiencias detectadas en las instalaciones. No fueron atendidas.

El presidente del Grupo Español de Trasplante Hematopoyético (GETH), Enric Carreras, visitó el hospital en abril. Refrendó algunas carencias: insuficiencia de enfermeros y necesidad de guardias presenciales. El calendario de la primera intervención ha sido concretado recientemente. El sindicato CSI-CSIF se hizo ayer eco de la situación. Todos los hematólogos, excepción hecha del responsable del servicio, firmaron un escrito de denuncia que ha sido remitido a diversos organismos. Esperan respuesta.