«Ahora recupero la ilusión y las ganas»

Tioumentsev llega al Naturhouse después de «dos años malos a nivel personal» en el Keymare Almería

JOSÉ L. MARTÍNEZ| LOGROÑO
Alexandre, Sasha, Tioumentsev se enfundó en su nueva camiseta ayer en el Palacio de los Deportes. / MIGUEL HERREROS/
Alexandre, Sasha, Tioumentsev se enfundó en su nueva camiseta ayer en el Palacio de los Deportes. / MIGUEL HERREROS

Es, por el momento, el fichaje más mediático. El más espectacular -buena muestra de ello su exhibición de hace unos días en el Palacio defendiendo por última vez la elástica del Almería-. Su progresión, tanto en juego como en números, en las últimas temporadas invitan al optimismo porque, como viene siendo casi norma obligada, la mayoría de los jugadores que llegan al Naturhouse explotan cuando aterrizan en el conjunto riojano. Responde al nombre de Alexandre Tioumentsev Barabash, aunque prefiere que le llamen 'Sasha' y ha venido a Logroño «a trabajar y a aprender».

Lo hace con ilusiones renovadas después de vivir dos años malos «a nivel personal y de sufrir a nivel deportivo», ya que se salvó 'in extremis' hace dos temporadas y esta campaña su equipo estaba descendido desde hacía varias jornadas. Sin embargo, ahora «recupero la ilusión y las ganas por el balonmano».

Sabe que no será fácil la adaptación a un sistema que necesita tiempo. Los fichajes de hace un año empezaron a dar su mejor cara en la segunda vuelta -el ejemplo más claro ha sido el de Bashkin, que ha ido de menos a más-. Encima contará con gran competencia en su puesto natural de central.

Lo cual toma «como un reto y un aliciente». Viene a sumar junto a los dos centrales específicos que ya cuenta el club y que saben lo que quiere de ellos su entrenador: Miguel Ángel Velasco, en plena fase de recuperación de una lesión de codo, y Víctor Vigo, que ha dado un salto cualitativo interesante en los últimos meses y que se ha convertido, casi, en indispensable en el sistema ofensivo del Naturhouse.

La ventaja con la que cuenta Tioumentsev es su facilidad goleadora. En sus dos temporadas en Bidasoa su aportación fue discreta (28 y 45 goles). En Almería marcó 63 tantos en su primera campaña, mientras que en el recién acabado ejercicio ha incrementado su cuenta hasta los 103. Lo ha hecho, además, en 21 partidos (una media de 4,90). Comparándolo con los números del Naturhouse hubiera finalizado como segundo máximo goleador del equipo por detrás de Stojanovic. Que no es poco.

«Finta extraordinaria»

Esta habilidad, quizá innata y propia de sus genes -su padre es uno de los míticos centrales de la selección de la extinta Unión Soviética, Andrey Tioumentsev- ha provocado que su nuevo entrenador Jota González le haya definido como «un jugador que tiene una finta extraordinaria tanto en el lado fuerte como en el débil. Cuenta con buena potencia de salto y tiene un disparo duro a media distancia». Por ello, a buen seguro que simultaneará minutos con sus 'rivales' de puesto. El propio González lo explica: «Puede jugar de lateral contra defensas abiertas».

Características que le obligan a encontrar una mejoría en otros aspectos para que sea un jugador más completo: «Habrá que trabajar en una mejor dirección de juego para que sepa leer las defensas contrarias», aunque cuenta con la particularidad de conocer la liga Asobal, «con lo que su adaptación será más fácil», aclara el preparador pucelano.

En la faceta defensiva, Tioumentsev, hasta la fecha, sólo ha defendido en el exterior. Pero Jota González, con capacidad para adaptar a sus piezas a otros roles menos naturales, comenta que «lo probaremos en el avanzado e incluso en el lateral». El caso es que 'Sasha' se vaya integrando y se adapte rápido al Naturhouse. Condiciones no le faltan y argumentos para agradar, tampoco.

Fotos

Vídeos