El PSE cambiará el lunes a ocho de los 25 parlamentarios elegidos tras las elecciones

D. G.| BILBAO

El grupo socialista en el Parlamento vasco renovará el lunes a un tercio de sus miembros, que no podrán seguir en la Cámara al haber sido designados para ocupar algún cargo en el nuevo Gobierno autónomo. Entre las personas que entrarán en el Legislativo de Vitoria hay varias profesoras universitarias, el edil de Eibar que intentó secuestrar y asesinar ETA, Benjamín Atutxa, o el líder de las Juventudes del PSE, Aitor Casado.

Ocho de los 25 candidatos elegidos en las listas socialistas el pasado 1 de marzo dejan el Parlamento: Isabel Celaá (consejera de Educación), Rodolfo Ares (Interior), Idoia Mendia (Justicia y Administración Pública), Iñaki Arriola (Transportes), Gemma Zabaleta (Empleo y Asuntos Sociales), Antonio Rivera (viceconsejero de Cultura), José Luis Anda (viceconsejero de Política e Industria Alimentaria) y Andoni Unzalu, nombrado de manera interina secretario general de Comunicación.

Sus sustitutos serán los siguientes en las planchas presentadas por Vizcaya, Guipúzcoa y Álava. Por el primero de los territorios accederán María Teresa Laespada, directora del Instituto de Drogodependencias de la Universidad de Deusto; Aitor Casado; Pilar Pérez Fuentes, profesora de Historia de la UPV, y Carlos Gorostiza, consultor de comunicación.

Por Álava entrarán Mikel Unzalu, ex dirigente de Euskadiko Ezkerra, y Cristina González, representante socialista en las Juntas de Álava. Los nuevos parlamentarios por Guipúzcoa provienen del ámbito municipal: Benjamím Atutxa, con quien ETA intentó repetir un caso similar al de Miguel Ángel Blanco, y Francisco García Raya, portavoz del PSE en Mondragón, donde fue asesinado Isaías Carrasco.