Flamenco euskaldun

Jorge e Israel Pisa, de Bermeo, se han hecho famosos en Internet con un vídeo en el que versionan a este género varios temas en euskera

IRATXE ASTUI| GERNIKA
Los hermanos Pisa quieren ser artistas. / M. S./
Los hermanos Pisa quieren ser artistas. / M. S.

La cantaora granadina Estrella Morente ya se atrevió hace unos meses con la popular nana 'Haurtxo Txikia' de la mano del músico vasco Kepa Junkera en el disco 'Etxea', y los hermanos bermeotarras Jorge e Israel Pisa Motos, de etnia gitana, decidieron, salvando las distancias, que no iban a ser menos. Con tan sólo 17 y 7 años se han lanzado a versionar al flamenco temas tradicionales en euskera a golpe de guitarra y cajón. Su novedosa propuesta empieza a calar hondo.

Carecen todavía de nombre artístico, pero está claro que al ritmo que crece su popularidad en la Red harían bien en agenciarse uno. Su primera incursión en Internet con un vídeo casero colgado en el portal Youtube ha causado furor. Más de 7.500 visitas avalan el tirón de esta singular pareja que combina el arte con la gracia e inocencia juvenil. Una mezcla explosiva. Y eso que nadie de su familia es amante del flamenco. «En casa ni tan siquiera saben tocar las palmas, pero a nosotros nos dio por ahí y aquí seguimos aprendiendo poco a poco», reconocen.

Autodidactas, Jorge no deja de acariciar en todo momento las cuerdas de su inseparable guitarra. «Es como mi novia», asegura. No la suelta ni a sol ni a sombra. Incluso la arropa junto a él por las noches en la cama. «Solo la dejo para comer y asearme». El mayor de este dúo, además, aprovecha cualquier oportunidad para darse a conocer en público. «Si voy con mis padres de venta ambulante me la llevo conmigo y amenizo la compra a las señoras que se acercan al puesto. He querido ser artista desde pequeño y espero conseguirlo algún día», afirma.

Su primera guitarra se la regaló su abuelo a los tres años, aunque antes de que empezase a tocarla pasó algún tiempo. «Ahora tengo cuatro o cinco en casa, pero son casi de juguete y están ajadas. Necesitaría una acústica profesional para seguir aprendiendo», reclama por si algún alma caritativa está dispuesto a cumplir su sueño. Israel, el benjamín de la pareja, le pega al cajón con una combinación de picardía y vergüenza en su semblante. «Cuando sea más mayor me gustaría aprender a tocar los timbales y las congas», reconoce mientras adopta la pose de cantaor y se arranca a interpretar las archiconocidas piezas de 'Bermeoko portua' y 'Euskal Herrian, euskaraz'.

La primera la aprendieron en el colegio. «A algunos bermeanos se les pone la carne de gallina al escucharnos tocar la versión flamenca y hasta nos animan con gritos de 'ole'», subrayan. Sus ídolos son Paco de Lucía, Tomatito, Vicente Amigo y Camarón, aunque tampoco hacen ascos a las fusiones más modernas del grupo Chambao. El flamenco empasta con cualquier ritmo.

«Podemos aflamencar hasta el 'Pintxo, pintxo', de los payasos Txirri, Mirri y Txiribiton», presumen. Su repertorio incluye canciones de Ken 7 y en la actualidad trabajan con el tema 'Gaztelugatxe' de Oskorri. Su idea es presentar este trabajo en la próxima edición de la Feria del Pescado de Bermeo, que tendrá lugar del 22 al 24 de este mes y que el pasado año congregó a cerca de 90.000 visitantes. Fieles seguidores del Real Madrid, también hablan maravillas del Athletic y prometen que si los rojiblancos ganan la Copa el próximo miércoles ante el todopoderoso Barcelona «también vamos a versionar su himno».