El PSE acusa al PNV de acelerar el gasto para limitar el margen del nuevo Gobierno

Destaca que en algunos departamentos del Ejecutivo vasco la autorización de desembolsos ha crecido un 90% hasta febrero

M. RUEDA| BILBAO

Apenas unas horas antes de la sesión parlamentaria que llevará a un socialista a Ajuria Enea -con el respaldo del PP-, el PSE acusó ayer al Gobierno vasco en funciones y al PNV de «acelerar» la ejecución de los Presupuestos con el objetivo de limitar el futuro margen de maniobra de Patxi López al frente del nuevo Ejecutivo. El 'número dos' del grupo parlamentario de esta formación, Óscar Rodríguez, explicó que la autorización de gasto de algunos departamentos era al cierre del pasado mes de febrero hasta un 90% superior al registrado en el mismo periodo de 2008.

En una comparecencia en el Parlamento, Rodríguez detalló que el desembolso de las cuentas públicas en las consejerías de Industria, Vivienda y Agricultura había crecido hasta el 28 de febrero un 37%, un 42% y un 87,5%, respectivamente. En este sentido, consideró sospechoso que el tripartito no haya remitido aún a la Cámara el informe de ejecución presupuestaria a 31 de marzo, cuando el año pasado la misma documentación sí había sido enviada a principios de abril. «¿Por qué hasta el momento se ejecutaba el Presupuesto tan lentamente y ahora lo ejecutan con tanta ansiedad? ¿Es que hay algo que ocultar?», se cuestionó.

Según su interpretación, todo apunta a que el PNV «ha querido apagar la luz para ocultar que está tratando de limitar al máximo el margen de acción presupuestaria» del Ejecutivo entrante. «Supongo -añadió- que a esto se referirán cuando dicen todos los días que seguirán ejerciendo el liderazgo de la sociedad, aunque no estén en el Gobierno, o que son conscientes del papel histórico que les corresponde».

Los jeltzales, reiteró, «no son conscientes de que a partir de mañana -por hoy- será a otros a quienes corresponderá liderar a la sociedad desde el Gobierno». El PNV, sostuvo, es un partido muy importante, pero sólo eso, «un partido nada más y nada menos».

El dirigente socialista censuró también otras decisiones de última hora del Gabinete Ibarretxe, como la puesta en marcha del Instituto de Finanzas o el Instituto Etxepare, así como el aumento de recursos de varios programas gubernamentales. A partir de hoy, aseguró, el PSE «volverá a encender la luz y dará cuenta a la ciudadanía de las decisiones pasadas, presentes y futuras con transparencia».

El parlamentario admitió que la falta de información impide conocer el grado de ejecución presupuestaria actual y la partida que será gestionada directamente por el nuevo Gobierno vasco e indicó que «lo que sí tenemos seguro es el margen del recurso a la deuda para poner en marcha programas contra la crisis. No nos asunta la situación, pero no es una actitud ni responsable ni digna».

Rodríguez criticó las declaraciones de los burukides del PNV en las que cuestionan la legitimidad del Ejecutivo de López Son ya muchos los votantes del partido nacionalista, recalcó, que cada vez «entienden menos la reacción de sus dirigentes tras las elecciones. Hay quienes dicen que se asemeja mucho a la que otros tuvieron tras las elecciones del 14-M», manifestó en alusión a los comicios generales de 2004 en los que Zapatero arrebató el poder al PP.

Así, calificó al presidente del PNV en Vizcaya, Andoni Ortuzar, como el «boxeador solitario» porque hasta ahora nadie «había dado tantos puñetazos dialécticos a un Gobierno que aún no existe».