El Alavés plantea la rescisión a Jacobo

El club albiazul inicia así un plan para aliviar los gastos de plantilla que podría tener continuidad en breve con otros jugadores

F. RUIZ DE ESQUIDE| VITORIA
juega el balón ante el futbolista del Athletic Garmendia durante el triangular disputado la pasada semana en Amurrio. / JOSÉ MONTES/
juega el balón ante el futbolista del Athletic Garmendia durante el triangular disputado la pasada semana en Amurrio. / JOSÉ MONTES

El Alavés espera una reacción deportiva inmediata el próximo domingo en Tarragona, pero al mismo tiempo avanza ya gestiones económicas de cara al final de la temporada. Una de ellas ha sido plantear la rescisión de contrato a Jacobo, que se encuentra sin ficha y acaba su vinculación con la entidad albiazul en apenas dos meses. Con el ex futbolista del Atlético de Madrid B el club vitoriano ha iniciado un plan con el que intenta aliviar en lo posible los gastos de plantilla en este tramo final de competición. La entidad de Mendizorroza contempla negociar en breve la desvinculación de algún otro futbolista que no cuenta deportivamente para este tramo último de campaña.

Jacobo Ynclán pasó ayer por las oficinas del Alavés para escuchar la propuesta del club, que trata de ahorrarse parte de su salario a cambio de permitirle abandonar la disciplina de inmediato. El futbolista salió del Paseo de Cervantes con la oferta en la mano. Si no hay sorpresas de última hora, el centrocampista zurdo podría aceptar su marcha del equipo en los próximos días.

Jacobo, en realidad, abandonará la entidad del paseo de Cervantes después de una campaña prácticamente en blanco. Como suplente en seis partidos de Liga de la primera vuelta acumuló 107 minutos y disputó también los 90 del choque de Copa disputado en Elche. Una participación testimonial para el interior izquierdo, que en enero se quedó sin ficha federativa. Las contrataciones invernales efectuadas por el club -entre ellas la de Dani Castellano en su puesto- condujeron a dejarle sin licencia.

Avanzar trabajo

A falta de siete semanas para la conclusión del campeonato y a la espera de si el Alavés es capaz o no de conseguir una permanencia de la que ahora le separan cinco puntos, la negociación con Jacobo supone la primera gestión que tiene como objetivo avanzar el trabajo de cara al próximo mes de junio. Y es que en ese momento, al margen de la junta de acreedores del día 24 que marcará el futuro del Alavés, llegará también la hora de cumplir con las obligaciones económicas. En caso contrario podrían aparecer denuncias de los futbolistas ante la AFE, como la pasada campaña sucedió con Edu Alonso, Gabri, Jairo y Uranga.

Por el momento, el Alavés trata de ofrecer pactos para que los futbolistas se aseguren el cobro de unas cantidades a corto plazo a cambio de renunciar a otras que supondrían una mayor carga para la entidad. Por esa vía ya dejaron el equipo en la primera vuelta Edu Alonso o Tozé Marreco.

Ahora, con la viabilidad del Alavés más cuestionada que nunca en caso de descenso a Segunda División B, la entidad trata de dar pequeños pasos de ahorro antes del final de la competición liguera. Los grandes deberán llegar más adelante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos