«Ha sido un jarro de agua fría, pero la salvación sigue en nuestras manos»

Txiki, protagonista del último duelo del River, sólo piensa en ganar en Ponferrada

BORJA GÓMEZ| BARAKALDO
Los mejores del Sestao ante el Guijuelo celebran el gol. / P. URRESTI/
Los mejores del Sestao ante el Guijuelo celebran el gol. / P. URRESTI

La historia del Sestao está marcada por su afán de lucha, su espíritu inquebrantable y su capacidad para levantarse después de los tropiezos más dolorosos. El resurgir del club desde la nada, tras la desaparición del antiguo Sestao Sport y su arduo camino de regreso a Segunda B es, sin duda, el mejor ejemplo. Ayer mismo los verdinegros dieron muestra nuevamente de ese coraje tras el duro varapalo recibido el domingo. «Ha sido un jarro de agua fría pero la salvación sigue estando en nuestras manos. Dependemos de nosotros mismos para lograrla. Ahora toca recuperarse y pensar en ir a ganar a Ponferrada», destacó Txiki, uno de los hombres más destacados del choque ante el Guijuelo y de las últimas semanas.

Para el pequeño extremo izquierdo del River, el gol del conjunto salmantino que evitó la victoria local en el último minuto del partido fue «todo un mazazo». «Hicimos un muy buen partido. Dispusimos de muchas ocasiones de gol. Creo que ellos no nos inquietaron en 90 minutos, pero al final mira, un despiste, y en un segundo todo el trabajo se va al traste», resumió Asier Fernández. «Es un chasco muy grande. Teníamos el triunfo en la mano y. Es algo parecido a lo que nos pasó con el Valladolid B pero esto duele mucho más por todo lo que nos estamos jugando y porque la victoria nos habría dado muchísima tranquilidad», explicó.

Sin embargo, el centrocampista verdinegro subrayó que «no vale de nada lamentarse. Ya ha pasado. Ahora tenemos que centrarnos en el próximo partido. Si ganamos, podríamos asegurarnos la permanencia y eso es lo importante. Hace poco más de un mes vencimos en Zamora. ¿Por qué no podemos hacerlo ahora en Ponferrada?», indicó.

Una pequeña ventaja

A pesar de la gran oportunidad perdida este domingo, el River sigue disfrutando de la posición más ventajosa dentro del pequeño grupo de equipos que luchan por evitar el descenso directo y la disputa de la promoción. «Los rivales están más obligados aún que nosotros. Ellos necesitan ganar y que el Sestao no lo haga. Y ellos también tienen partidos muy difíciles ante rivales duros. A estas alturas, lo cierto es que no hay un solo partido fácil», analizó. Aunque para Txiki la premisa está clara: «no tenemos que fijarnos en nadie más, tenemos que ganar nuestros partidos y asegurarnos la permanencia».

Sporting B y Racing B perdieron a domicilio sus respectivos encuentros ante Cultural Leonesa y Lugo. Esta próxima jornada reciben al Lugo y el Ciudad de Santiago. Si el River no logra la victoria en casa del tercer clasificado, su ventaja de tres puntos se podría ver reducida respecto a estos dos filiales con los que se juega el puesto de promoción,