El Ibilaldia suena a 'metal'

El grupo Biok y el bertsolari Arkaitz Estiballes componen la canción de la próxima fiesta de las ikastolas vizcaínas

OCTAVIO IGEA| GALDAKAO
del tema, en el que participan también Benito Lertxundi y alumnos de Galdakao. / O.I./
del tema, en el que participan también Benito Lertxundi y alumnos de Galdakao. / O.I.

Los detalles del Ibilaldia 2009, la fiesta de las ikastolas vizcaínas que se celebrará el 31 de mayo en Galdakao, van desvelándose poco a poco. Ayer se escuchó por primera vez la canción de esta cita. Los sonidos 'metaleros' marcarán el evento organizado por la ikastola Eguzkibegi, que ha dejado en manos del grupo Biok y del bertsolari Arkaitz Estiballes -todos ellos vecinos de la localidad-, la composición de 'Gerizpetik eguzki begire' ('De la penumbra a ver el sol'), la canción oficial del Ibilaldia.

No es casualidad que el encargo se haya hecho a Biok y a Estiballes. Son antiguos alumnos de la ikastola galdakaotarra organizadora del evento, en cuyas aulas llegaron a coincidir. «Ibon -cantante de Biok- estudiaba en la clase de al lado, somos de la misma quinta», recordaba ayer Estiballes en la presentación de una canción caracterizada por los sonidos contundentes del bajo y de la batería. Pese a su marcado estilo heavy, la canción ha reservado una estrofa que canta Benito Lertxundi y también intervienen los alumnos de la ikastola de Galdakao, que hacen los coros finales. Las voces de Rafa Rueda e Izaskun Forkada, entre otros, y la txalaparta de Argibel Euba e Íñigo Olazabal también están presentes en este tema.

«Suavizar el ritmo»

«La primera vez que oí la canción me enganchó, la segunda me encantó y la tercera me enamoró», describía el director de la federación de ikastolas de Vizcaya, Manu Aurrekoetxea. Quienes no lo tenían tan claro inicialmente eran los componentes de Biok. «Al principio teníamos miedo, nuestra música es muy fuerte para temas de estas características, así que decidimos suavizar los ritmos y aceptar el reto», explicó Ibon Negreira.

Además de la canción, poco más se sabe del próximo Ibilaldia. La organización no ha concretado aún el recorrido que completarán las más de 100.000 personas que se esperan en Galdakao el último domingo de mayo. No se conoce el trazado pero sí su coste, ya que el Ayuntamiento va a tener que invertir 193.950 euros en el acondicionamiento del futuro sendero «para facilitar el tránsito peatonal». Los visitantes del Ibilaldia podrán recorrer seis kilómetros entre zonas urbanas y rurales.

Casi con seguridad habrá dos 'gunes' -zonas con actividades y conciertos- en la propia ikastola y el parque Ardanza. Además, se estudia habilitar durante esa jornada aparcamientos disuasorios fuera del núcleo urbano galdakaotarra, al que se podrá acceder mediante un servicio de lanzaderas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos