El Supremo confirma la absolución para un acusado de colaborar en el asesinato del juez Lidón

El fiscal pedía 30 años de cárcel para el etarra Urtzi Murueta por ordenar la muerte del magistrado

EFE |MADRID
El etarra Urtzi Murueta, durante su juicio en la Audiencia Nacional. / Archivo/
El etarra Urtzi Murueta, durante su juicio en la Audiencia Nacional. / Archivo

El Tribunal Supremo ha confirmado la absolución del etarra Urtzi Murueta, acusado de ordenar el asesinato del juez José María Lidón en noviembre de 2001 en Getxo, al desestimar el recurso del fiscal contra la sentencia que la Audiencia Nacional dictó en el mismo sentido.

El Ministerio Público, que había pedido 30 años para el acusado, recurrió la decisión de la Audiencia Nacional, que absolvió a Murueta al considerar que la declaración policial de un coimputado, Orkatz Gallastegi, ya condenado por esta causa, no constituía una prueba suficiente para condenarle.

El Tribunal Supremo, de acuerdo con la jurisprudencia que establece que la declaración de un coimputado por sí sola no basta para dictar una condena, tampoco considera suficiente la declaración de Gallastegi, por lo que desestima la petición del fiscal y confirma la absolución de Murueta.

Recabar información

Los hechos a los que se refiere esta sentencia ocurrieron el 7 de noviembre de 2001 cuando Lidón, magistrado de la Audiencia Provincial de Vizcaya, fue asesinado por dos personas que le abordaron cuando salía en coche de su casa y le dispararon causándole la muerte.

Murueta estaba acusado de haber participado en estos hechos mediante la petición a Gallastegi de que recabara información sobre los horarios, recorrido habitual y seguridad del magistrado y se la trasladara para transmitirla a su vez a los autores materiales del atentado.

El Ministerio Público sostuvo en el juicio que si Murueta no hubiera ordenado a Gallastegi realizar la vigilancia, "éste no lo hubiera hecho por su cuenta".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos