La Rioja va de procesión

Más de 8.000 cofrades, repartidos en las 30 hermandades de la región, llenarán las calles riojanas con sus pasos de Semana Santa

F. CABALLO| LOGROÑO
Procesión celebrada ayer en Logroño para conmemorar la entrada de Jesús en Jerusalén. / SERGIO ESPINOSA/
Procesión celebrada ayer en Logroño para conmemorar la entrada de Jesús en Jerusalén. / SERGIO ESPINOSA

La Semana Santa es un periodo de reflexión, de introspección para analizar los errores cometidos para poder remediarlos y que no vuelvan a aparecer. También es una época vital para un católico, ya que se conmemora la caída y posterior resurrección de Jesús de Nazaret, hecho que según la tradición cristiana sucedió hace 2009 años. Hay semanas santas muy conocidas en España, las que se llevan la palma son la de Sevilla y la de Zamora, pero en La Rioja hay una variedad y una tradición muy interesante y muy arraigada. Logroño, San Vicente y Calahorra son los tres focos principales que centran todas las miradas durante esta semana.

Los números lo dicen todo: más de 8.000 cofrades, repartidos en las treinta cofradías reconocidas por la Diócesis de La Rioja, aunque para el próximo año se sumarán cuatro más, desfilarán en las diversas procesiones que se realizan en las calles de la región. A ello hay que unir las 44 asociaciones parroquiales que, aunque no tienen el rango de cofradía, realizan diversos actos durante Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

En la capital riojana se celebrarán un total de catorce procesiones a cargo de las once cofradías de la ciudad, que desfilarán por las principales arterias del municipio. «Las principales novedades para este año son que el Jueves Santo y el Viernes Santo se van a instalar unas gradas en la plaza de San Agustín y en El Espolón para que los asistentes puedan contemplar con toda la comodidad posible los pasos. Por lo que respecta a las cofradías, en esta edición se celebran los cien años de dos pasos: el de 'La Piedad' y el de 'La Oración del Huerto'. Además, la Cofradía del Santo Sepulcro cumple su bodas de oro», afirma Jesús María Reinares, responsable de la Hermandad de Cofradías de Logroño.

Los pronósticos

Las perspectivas que tiene Reinares para esta edición son muy halagüeñas, ya que pronostica que «30.000 personas se acercarán para ver las variadas procesiones. El día más seguido es el Viernes Santo, en el que se espera que 10.000 ciudadanos contemplen las distintas comitivas. Pero dependemos mucho del tiempo y esperemos que no llueve para que todos podamos disfrutar».

Pasada la Semana Santa, el máximo responsable de las hermandades logroñesas va a ponerse a trabajar para que la Semana Santa de Logroño sea declarada de interés turístico regional. «Esperemos que para el verano lo hayamos conseguido, ya que cumplimos con todos los requisitos y sería muy importante para nosotros», comenta.

En estas fechas tan especiales se puede comprobar la devoción de personas de variada índole y de muy distinta edad. Los jóvenes cada vez se acercan más a estos actos y un ejemplo es Alejandro Garrido, de 12 años, que lleva desde 2007 procesionando en la Cofradía de La Flagelación. Garrido manifiesta que decidió incorporarse a la agrupación religiosa porque «me apetecía hacer algo en estos días y vivirlos desde dentro. Éste será mi tercer año y cada vez me siento mejor y más identificado».

En el grupo de los veteranos, se encuentra José Manuel Pinillos, hermano mayor de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén, y con más de treinta años como cofrade. «Entré por amistad, cuando no había ni cofradía y, cada año que pasa, me siento más identificado», asegura.

El referente

Pero si hay unos actos de referencia para el público en general y que, año tras año, se abarrotan de curiosos en la Semana Santa riojana son 'Los Picaos' de San Vicente de la Sonsierra, declarados de interés turístico nacional y dependientes de la Cofradía de la Santa Veracruz de San Vicente. «Las novedades se verán en la imagen del pueblo, ya que 'Los Picaos' es una tradición que se mantiene desde la Edad Media. Los visitantes que acudan a la localidad podrán contemplar el recorrido asfaltado y la rehabilitación de las murallas y la Torre del Homenaje», aclara Javier Fernández, alcalde del municipio riojalteño.

Otro acto que despierta el interés edición tras edición es el 'Paso Viviente', que escenifica la Asociación Cultural Paso Viviente de Calahorra y que está declarado como actividad de interés turístico regional. Quinientas personas participarán en la representación del Jueves Santo, que será a partir de las 21.00 horas.

Se desarrollará a lo largo de la avenida calagurritana de Valvanera, en la que también se colocarán cuatro escenarios para encarnar la llegada de Jesús a Jerusalén y el último día de la vida de Jesucristo. «La novedad de esta edición es que habrá una gran sorpresa final. Esperamos poder llegar a las 50.000 personas del año pasado", asevera David García miembro de Paso Viviente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos