De la Fuente hace volar al equipo Fuji en la subida al Puy

Valverde no pudo rematar el gran trabajo del Caisse d'Epargne en la carrera de Estella

EL CORREO| ESTELLA
De la Fuente celebra su triunfo en el Puy. /EFE/
De la Fuente celebra su triunfo en el Puy. /EFE

El cántabro David De la Fuente, del Fuji Servetto, llega a la Vuelta al País Vasco con el punto de mira afinado. El pasado domingo rozó el larguero con su segundo puesto en Llodio y ayer ganó con un ataque fulminante a 300 metros de la meta el XI Gran Premio Miguel Induráin. La clásica navarra (191,4 km) terminó en el alto de la Basílica de El Puy de Estella, tras una subida de tercera categoría de 950 metros, que los ciclistas ascendieron en cinco ocasiones.

El Caisse d'Epargne, equipo francés pero con domicilio social en Navarra, vino a ganar y se comportó como favorito. Controló con Luis León Sánchez, para preparar la llegada de Alejandro Valverde, pero les faltó rematar la faena. El murciano no siguió el ritmo de los mejores en la llegada en alto, donde destacó De la Fuente, que con una pedalada fácil y poderosa superó al ruso Alexander Kolbnev (Saxo Bank), segundo, y al alemán Fabian Wegmann (Milram), tercero y otro de los favoritos tras sus triunfos en 2006 y 2008.

Valverde aseguró tras la carrera que «he estado cerca, pero la subida al Puy siempre se me atraganta». Respecto a la decisión del CONI de no dejarle competir en Italia fue tajante. «Yo sigo entrenando igual y lo que diga el CONI no va a cambiar mis planes». De momento está centrado en la Klasika Primavera de Amorebieta.

La escapada del día la protagonizaron Verdugo (Euskaltel), el checo Kreuziger (Liquigas) y los rusos Vladimir Efimkin (AG2R) y Botcharov (Katusha). Caisse d'Epargne echó abajo la fuga en las rampas de Eraul, puerto de 2ª que era novedad en el G. P. Induráin y consiguieron llegar hasta la subida al Puy con el grupo de los mejores unido. Allí la baza era Valverde y el murciano falló. Su lugar lo ocupó De la Fuente.

Fotos

Vídeos