Los populares dicen que el PNV les ofreció formar un Gobierno de coalición

Oyarzábal sostiene que «les dijimos queno queríamos entrar ahí porque apostamos por el cambio»

EL CORREO| BILBAO
. Urkullu y Basagoiti se saludan en Sabin Etxea en presencia de Iñaki Oyarzábal. / F. GÓMEZ/
. Urkullu y Basagoiti se saludan en Sabin Etxea en presencia de Iñaki Oyarzábal. / F. GÓMEZ

El PNV ofreció al PP entrar en un Gobierno de coalición durante la reunión que mantuvieron hace dos semanas en Sabin Etxea. Los jeltzales presentaron a la formación de Antonio Basagoiti el mismo documento que un día antes habían mostrado al PSE y les recalcaron que estaban «abiertos a hablar de cualquier fórmula de colaboración parlamentaria» o, incluso, la conformación de un Ejecutivo a dos bandas, señaló ayer el secretario general de los populares vascos, Iñaki Oyarzábal.

La declaración del dirigente del PP llega cuando su partido está maniobrando para dejar atrás la imagen de radicalidad de los últimos años y situarse en el centro de la política vasca. Un viraje en el que no se cierra la puerta a algo impensable bajo el mandato de María San Gil: lograr acuerdos con el PNV para debilitar a José Luis Rodríguez Zapatero en Madrid y reforzar su imagen en Euskadi. El propio Basagoiti se mostró dispuesto el miércoles a alcanzar futuros acuerdos con los peneuvistas.

El malestar que ha generado en los jeltzales la intención del PSE de alcanzar Ajuria Enea está provocando movimientos similares en la formación de Iñigo Urkullu, que ya ha pactado con el PP el plan de carreteras de Vizcaya y que hizo llegar a Mariano Rajoy su deseo de celebrar una reunión al máximo nivel para acercar posturas. Posibilidad rechazada por el presidente del PP.

Sin embargo, Oyarzábal insinuó ayer que la estrategia del PNV va todavía más allá y que incluye la ruptura de algunos tabúes. Como ya se desveló tras el encuentro mantenido entre las delegaciones nacionalista y popular en Sabin Etxea, los jeltzales entregaron a sus interlocutores el mismo texto que habían presentado el día anterior al PSE, un documento en el que se abogaba por un Gobierno transversal y un acuerdo de estabilidad en Vitoria y Madrid. Sin embargo, Oyarzábal manifestó ayer que el PNV puso sobre la mesa mucho más: «nos dijeron que estaban abiertos a hablar de cualquier fórmula de colaboración parlamentaria o también de coalición de Gobierno».

«Sorprendido»

Oyarzábal subrayó en una entrevista en Onda Cero que «les dijimos que no queríamos entrar ahí porque habíamos apostado por el cambio». «No ha habido ofertas concretas porque no se dio pie», subrayó.

Sobre esta cuestión también habló José Antonio Pastor. El líder del PSE vizcaíno se mostró convencido de que la formación de Iñigo Urkullu «ofreció de todo» a los populares, «menos la Lehendakaritza». «No entiendo por qué un acuerdo del PSE con el PP es malo por el país y es bueno uno del PP con el PNV», recalcó a Europa press.

A pesar de la buena sintonía entre el PSE y el PP, Oyarzábal y Pastor se enzarzaron en una pequeña polémica. El dirigente popular se mostró «sorprendido» de que los socialistas apuesten ahora por un Gobierno monocolor cuando ofrecieron al PNV la mayoría de las consejerías siempre y cuando López fuese el lehendakari. Sin embargo, Pastor rechazó que hubiesen planteado a los jeltzales esta posibilidad.

En todo caso, ambos políticos se mostraron convencidos de que podrán alcanzar un acuerdo a lo largo de la próxima semana para que Patxi López sea investido lehendakari.