Vuelta al colegio

Una placa recuerda en su primera sede la fundación del Liceo Francés en Bilbao

TXEMA SORIA
Sixto Lamana, María Pilar Brouard y María Begoña Olagorta./
Sixto Lamana, María Pilar Brouard y María Begoña Olagorta.

Andrés Baltar, que fue uno de los aquellos primeros niños que estuvieron en la aulas del Liceo francés cuando éste fue inaugurado en 1934, enseñaba ayer algunas de las viejas fotografías que aún conserva, en color sepia, a los amigos con los que compartió sus estudios en la niñez. Le mostraba una foto del día de su Primera Comunión, en la iglesia del Carmen, en Indautxu, a Andrés Lejona, quien, a su vez, le enseñaba otras viejas fotografías del grupo de alumnos que formaron parte de aquel primer curso.

El Colegio Francés abrió sus puertas hace 75 años en lo que hoy es la finca Simón Bolivar, 3, que posteriormente fue rectorado de la UPV. Entonces esa zona, poblada de chalés, estaba considerada altamente saludable. Esa fue la razón por la que el Liceo se instaló allí y allí estuvo durante diez años, hasta su traslado a Deusto.

Ayer por la tarde, en el exterior del viejo colegio, el alcalde de la villa, Iñaki Azkuna, descrubió una placa conmemorativa de la fundación del Liceo. Junto a él se encontraban Antoine Jobbé-Duval, presidente del comité de gestión del colegio y nieto de uno de los fundadores, Jean Laffontan, que afirmó ante la concurrencia que la aventura continuaba; Gérard Guillonneau, cónsul de Francia en Bilbao, y Jean-Louis Perrin, director del centro.

En el acto estuvieron presentes Arantza Moraiz, que en aquel primer año ya fue profesora del colegio, Laura Otaola, que entró como docente en 1939, además de alumnos de aquella época como Miren, Begoña y Joseba Alegría, María Dolores Gómez, Sixto Lomana, María Pilar Brouard, María Begoña Olagorta, María José Corcuera, Conchita Martínez y Mari Ángeles Tristán.

Asimismo figuraban entre los asistentes Juan Antonio Herrán, presidente de la comunidad de propietarios de Simón Bolivar, 3, Javier Cano, Sylvie Lagneaux, Beatriz Marcos, Elena Yohn, K-Toño, Maite García Tamayo, Lidia Madrigal, Marisol Ramos, Miren Urieta, Juan Arrieta, Pedro Lagneaux, Pedro Elordui, Juan García Astigarraga, Jesús Fernández Urbina, muñidor del homenaje, Begoña Costales, Elena y Mercedes Sánchez, Mila García Ortells, Manel Vide, Beatriz Valdivielso, Begoña Zabala, Begoña del Río, Patrick Leroux, Marie-Thérese Robillard y Josefina Astorquia. Al final todos fueron a tomar un vinito a la tetería Mármara, regida por Diego Cano.

Fotos

Vídeos