El padre de Marta sospecha de un posible «acuerdo» entre los asesinos sobre el destino del cadáver

Advierte de que "han tenido muchísimo tiempo" para acordar una versión sobre el método de deshacerse del cuerpo de la menor

AGENCIAS |SEVILLA
Efectivos de la Guardia Civil y un perro adiestrado a bordo de una zódiac rastrean en el río Guadalquivir el cuerpo de la joven sevillana Marta del Castillo./ Efe/
Efectivos de la Guardia Civil y un perro adiestrado a bordo de una zódiac rastrean en el río Guadalquivir el cuerpo de la joven sevillana Marta del Castillo./ Efe

El padre de Marta del Castillo, la menor de 17 años cuyo cadáver reposaría en el cauce del río Guadalquivir de ser cierta la versión del autor confeso de su muerte y ex novio, Miguel C.D., ha reconocido que la Policía Nacional y la Guardia Civil están "volcadas" en la búsqueda del cadáver a lo largo de más de 80 kilómetros de cauce, pero considera que los restos de la joven "deberían haber aparecido ya" y ha advertido de que los acusados "han tenido muchísimo tiempo para ponerse de acuerdo" en cuanto a sus versiones acerca del cuerpo.

Antonio del Castillo ha agradecido el esfuerzo que protagonizan la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Unidad Militar de Emergencia (UME), los bomberos del servicio de Salvamento y Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Sevilla y otros cuerpos de emergencia movilizados en torno al dispositivo de búsqueda organizado para localizar el cadáver de Marta del Castillo, un operativo integrado por helicópteros, buzos, embarcaciones, perros rastreadores, vehículos de altura e incluso motos náuticas.

"Me consta que están muy volcados", ha asegurado Antonio del Castillo en cuanto a las labores de rastreo que protagonizan los efectivos del dispositivo a lo largo de más de 80 kilómetros de cauce del río Guadalquivir, desde el término municipal de Camas hasta la desembocadura del río en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) incluyendo su lecho, sus márgenes y la marisma.

No obstante, el padre de la menor ha hecho alusión a la versión manifestada por el autor confeso del crimen, Miguel C.D., su amigo Samuel B.P. y el menor de 15 años también encausado por el Juzgado de Instrucción número cuatro de Sevilla, en concreto al hecho de que coincidieran en el relato de haber arrojado el cuerpo de Marta del Castillo a las aguas del Guadalquivir desde la pasarela de transporte público que enlaza Camas con Sevilla a la altura del Charco de la Pava.

"Debería haber aparecido ya"

Dado el avance de las labores de búsqueda del cuerpo, con constantes inmersiones por parte de los buzos y el despliegue de 80 efectivos de la UME, Antonio del Castillo considera que el cadáver "debería haber aparecido ya", y aunque ha declinado valorar sobre la veracidad o no de los testimonios de los acusados, a los que se suma el hermano mayor de Miguel Javier D., ha advertido de que los acusados tuvieron "muchísimo tiempo para ponerse de acuerdo" en cualquier aspecto.

"No sé qué pensar", ha manifestado dando por seguro que los investigadores de la Policía Nacional "no se dejan engañar". El padre de la víctima ha admitido que a día de hoy "sospecha de todo", pero ha insistido en que transcurrieron prácticamente tres semanas desde que se cometiera el crimen y se consumaran los arrestos, por lo que "ellos han podido ponerse de acuerdo" en muchos detalles de sus relatos, toda vez que el descubrimiento del cadáver es un aspecto clave para resolver los cargos que finalmente pesen sobre cada uno de los acusados.

Fotos

Vídeos