La campana del tranvía

ALBERTO RUIZ DE LAZCANO. DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN DE EUSKO TRENBIDEAK| Vitoria-Gasteiz

En respuesta a la carta publicada por Miren Añúa, bajo el título 'La campana del tranvía', Euskotran desea realizar una serie de consideraciones. Esta empresa está comprometida con la gestión sostenible y responsable, adoptando paulatinamente medidas cuyo objetivo son la consecución de mejoras ambientales, entre las que se encuentran la reducción de ruidos y vibraciones. Euskotran es consciente de las molestias que puede llegar a generar el sonido de la campana. Este sistema de señalización acústico cuenta con dos niveles de intensidad sonora: uno para situaciones comunes y otro, más intenso, para posibles emergencias en la circulación. Los conductores y conductoras del tranvía únicamente activan la campana en puntos concretos del recorrido en los que consideran necesario avisar del paso de las unidades, con la finalidad de evitar posibles incidencias con vehículos, ciclistas y peatones.

Euskotran ha realizado y realiza diversos esfuerzos de comunicación y divulgación para mejorar precisamente la convivencia entre el tranvía, los vehículos y las personas. Para ello, únicamente es necesario respetar las normas y señales de tráfico y usar el sentido común. En cuanto al ruido que emite el tranvía al pasar por algunos puntos del trazado, Euskotran se encuentra recogiendo información de manera periódica para la mejora continua del servicio, así como para evitar posibles molestias entre la ciudadanía.