iurbentia pide tiempo al Bilbao Basket para abonar el primer plazo del patrocinio anual

La empresa que preside Jabyer Fernández se compromete a cerrar en breve el calendario de pagos, que esta campaña asciende a 2,1 millones de euros

J. M. CORTIZAS| BILBAO
iurbentia está presente en las camisetas y en la publicidad de La Casilla. / BORJA AGUDO/
iurbentia está presente en las camisetas y en la publicidad de La Casilla. / BORJA AGUDO

El presidente de iurbentia, Jabyer Fernández, se reunió ayer con el máximo accionista del Bilbao Basket, Gorka Arrinda, para buscar una solución a los retrasos en el pago de los 2,1 millones de euros que la promotora inmobiliaria tiene firmados con la franquicia vizcaína para esta temporada y que aún no ha comenzado a desembolsar. Según ha podido saber EL CORREO, ambas partes salieron del encuentro satisfechas y esperanzadas en llegar a un próximo entendimiento que active el flujo económico con destino a las arcas de la entidad de La Casilla.

Los máximos responsables del club y del patrocinador llevaban varios meses sin reunirse a nivel de su máxima representación. Ayer, en el vis a vis, Fernández confirmó su plena satisfacción por la imagen dada no sólo por el equipo de baloncesto, sino por la identificación de su marca comercial en el ámbito empresarial del país. Expresó su voluntad de hacer frente a la totalidad del contrato de patrocinio suscrito mediado el calendario 2006-07, que incluyó una duración de tres temporadas. Para la actual, el compromiso de sponsorización recogía varias partidas. La principal, que se centra en dar nombre al equipo y diversas promociones publicitarias en el entorno de los partidos, se acerca a 1,6 millones de euros, a los que hay que añadir medio millón más en concepto de 'bonus' pactados por la clasificación para la pasada Copa del Rey y por la irrupción de los hombres de negro en la Eurocup, en la que llevan camino de personarse en la Final a Ocho de Turín a primeros de abril.

Conocidas las dificultades que atraviesa el sector en el que desarrolla su actividad iurbentia -que cuenta en el consejo de administración del Bilbao Basket SAD con dos personas vinculadas como Iñaki Calvo y Manuel Duro-, desde el club se asume un margen de confianza para que su patrocinador principal encuentre la vía para dotarse de la liquidez necesaria. En este sentido, fuentes de la franquicia han reconocido a EL CORREO que la situación, sin ser la deseada, de momento no puede calificarse como grave. Incluso en el peor de los casos, en un hipotético impago de las cantidades firmadas, el Bilbao Basket asegura que podrá cerrar el presente curso deportivo con apreturas, aunque necesitaría la llegada de alguna nueva vía de financiación.

Solución próxima

En la relación entre iurbentia y Bilbao Basket no se ha dado un perfil tipo de 'modus operandi'. Dependiendo del momento del patrocinador, las partidas económicas llegaron al conjunto bilbaíno en dos plazos en el primer año y en pagos menos dilatados en el tiempo la pasada temporada, dato corroborado por el propio sponsor. De cara a este curso, era previsible una repetición de dos plazos cercanos a las fechas navideñas y a la conclusión del campeonato allá por el mes de junio. La crisis ha afectado con dureza a la promotora y su liquidez se ha resentido temporalmente, aunque su propósito es concretar en un plazo de quince días un nuevo calendario de pagos que permita al Bilbao Basket saber a qué atenerse ante la posibilidad no sólo de hacer frente al pago de las nóminas del equipo y trabajadores, sino también de cara a posibles operaciones de mejora de la plantilla deportiva e incluso a la confección del 'roster' de la temporada venidera.

Hasta la fecha, jugadores, técnicos y personal del club han recibido sus nóminas con algún retraso que podría considerarse testimonial, según el club. El grupo es ajeno a lo que se cuece en las más altas instancias y confía en que impere la cordura y en la palabra dada ayer por Jabyer Fernández en el sentido de que habrá una solución próxima al pago del patrocinio anual.