El PP pide la recusación de Garzón y rompe toda interlocución con el ministro de Justicia

El magistrado empieza a tomar declaración a los 34 últimos imputados

REDACCIÓN AGENCIAS | MADRID
Mariano Rajoy ha comparecido rodeado de la mayoría de los miembros del partido. / Efe/
Mariano Rajoy ha comparecido rodeado de la mayoría de los miembros del partido. / Efe

La trama de corrupción que salpica a algunos cargos del PP complica cada vez más las relaciones entre el Gobierno y el partido de la oposición, aunque ha conseguido unir como nunca a los 'populares'. Mariano Rajoy, rodeado de la dirección a la que había reunido de urgencia, ha anunciado que "rompe cualquier interlocución" con el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y ha pedido la recusación del juez Baltasar Garzón. El líder de los populares ha adoptado estas decisiones tras conocerse que Fernández Bermejo y el magistrado coincidieron el pasado fin de semana en una cacería.

Rajoy ha comparecido ante los medios de comunicación secundado por los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, entre ellos la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y el de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps. La dirección del partido había convocado para hoy una reunión urgente de este órgano tras conocerse las primeras informaciones sobre la investigación que ha emprendido el juez Garzón acerca de una supuesta trama empresarial relacionada con el PP.

En una declaración leída y tras la que no ha aceptado preguntas de los periodistas, Rajoy ha dicho que el Comité Ejecutivo había acordado pedir la comparecencia urgente en el Congreso de los Diputados del ministro de Justicia tras conocerse que coincidió el pasado fin de semana con Garzón. Rajoy ha calificado la cacería como un "acto obsceno", ya que se produjo coincidiendo con la publicación de algunas filtraciones del sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional.

Según ha comentado el líder popular, que Bermejo y Garzón se fueran juntos de cacería "liquida la calidad de la democracia" y es "inaceptable en un país como el nuestro", ya que hace un "enorme daño a las instituciones y a la independencia del poder judicial". Ante ello, el PP ha decidido "romper cualquier interlocución con el Ministerio de Justicia mientras Bermejo sea el titular del mismo", y ha añadido que dirigirán un escrito al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), para que "examine este asunto" y diga si "es sensato y razonable" que un juez que instruye un sumario se vaya a cazar con el titular de Justicia. "Garzón debe abstenerse de esta causa en beneficio de la credibilidad de la Justicia", por lo que presentarán un escrito en el que pedirán su recusación, ha puntualizado.

"Trata contra el PP"

Rajoy ha señalado que pedirán explicaciones en el Congreso al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante la "enorme alarma social" que se ha generado y que ha calificado como "inaceptable". Ha insistido en que "todo esto no casa con un Estado de Derecho y una democracia avanzada" por lo que ha dado instrucciones a su grupo parlamentario para que pida la comparecencia urgente en el Parlamento del fiscal general del Estado para que dé explicaciones sobre la filtración del secreto del sumario y sobre el diferente trato de actuación de la Fiscalía con los partidos políticos. "Nunca en España, ni con Adolfo Suárez, ni con Calvo Sotelo, ni con González, ni con Aznar", se había hecho "un uso tan partidista de la Fiscalía como hasta ahora", ha denunciado.

En este sentido, ha dicho que en los últimos tiempos los alcaldes, concejales y militantes del PP han sido detenidos por policías encapuchados acompañados de televisiones y enviados al calabozo sin dar ninguna explicación, para más tarde esas personas "que sufrieron un daño irreparable" ser puestas en libertad de manera inmediata. El líder popular ha anunciado, en su declaración, que el PP exige el "levantamiento completo del secreto del sumario", ya que no se pueden lanzar acusaciones contra quien no puede defenderse porque desconoce de qué se le acusa, y ha considerado que "esto no es una trama del PP, como algunos pretenden, sino una trama contra el PP".

Por último, Rajoy ha señalado que el PP ha reafirmado hoy su "unidad y cohesión", y están comprometidos a defender con "contundencia la honorabilidad" del partido, ya que quiere que los votantes populares "se sientan orgullosos". Por todo ello, ha dicho que van a tratar con "responsabilidad, valentía, justicia y sentido común", un asunto que en una democracia normal no puede volver a ocurrir, porque desde 1977 no se había producido algo parecido en España.

La declaración del PP ha provocado la reacción del ministro de Justicia, que ha acusado a Rajoy de "disparar contra el Estado" y "lanzar cortinas de humo" para tapar los problemas internos de su partido.

La mujer de Correa, defendida por un ex fiscal de la Audiencia

En la vertiente judicial del caso, el magistrado ha comenzado a interrogar esta mañana a las tres primeras imputadas de la lista de 37 que ayer notificó en relación con la presunta trama de corrupción y tráfico de influencias destapada el pasado viernes en la llamada operación 'Gürtel' (correa, en alemán).

La primera en entrar en el despacho del magistrado de la Audiencia Nacional ha sido Carmen Luis Cerezo, que sólo ha permanecido diez minutos ante el juez. Acto seguido ha entrado María del Carmen Rodríguez Quijano, esposa del presunto líder de la trama, Francisco Correa, a la que defiende el abogado Enrique Molina, que el pasado año abandonó su labor como fiscal de la Audiencia Nacional, donde estaba adscrito precisamente al Juzgado de Garzón, con el que participó en la causa contra el entramado político, social y mediático de ETA.

La última en declarar ha sido Felisa Jordán, imputada como las anteriores por los delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias. Jordán y Rodríguez fueron detenidas el pasado viernes junto a Correa, Pablo Crespo y Antoine Sánchez aunque quedaron en libertad poco después.

Garzón tiene que decidir ahora si envía a prisión a Correa, Crespo y Sánchez. Los tres permanecen arrestados en la prisión madrileña de Soto del Real después de que, tras tomarles declaración, Garzón prorrogara el lunes su detención a petición de las fiscales Anticorrupción, Miriam Sánchez y Concha Sabadell, para poder practicar diligencias.

Desde las 17.30 horas se está celebrando una vistilla de las previstas en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en la que los fiscales y las defensas tienen que hacer sus correspondientes peticiones. También podría ser puesto hoy a disposición del magistrado el último detenido en esta operación, Álvaro Pérez Alonso, responsable de la empresa Orange Market y que fue arrestado en la noche del lunes en Valencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos