«Me veo a la altura de Contador»

Por llegar fresco al Tour, Valverde no ha tocado la bicicleta en dos meses y medio, y aun así se mantiene en forma

J. GÓMEZ PEÑA| INCA
llega a la meta de Inca tras su caída. / EFE/
llega a la meta de Inca tras su caída. / EFE

Por el Tour, Alejandro Valverde ha olvidado el ciclismo. Este invierno, mientras su región, Murcia, veía hundirse en la crisis el monocultivo del ladrillo, a él le pagaban por no trabajar. Nada de bici. Sueldo millonario por pasear y echar el tiempo en el sofá. Se sentía extraño. Confuso. Por eso salió un día con sus compañeros de entrenamiento, con los que se preparaban para el Tour Down Under. Tiraron para la Cresta del Gallo, la cuesta murciana. Y allí los dejó atrás a todos. Entonces se quedó tranquilo: el talento no se entrena. Se tiene. Vuelta al sofá. Desde ahí llegó ayer a la tercera etapa de la Challenge de Mallorca. A la primera y ya estaba con los mejores. A 150 metros de la meta iba segundo, pero el primero, Quinziato, patinó y le tumbó. Sin más consecuencias que una victoria menos. Ha aprendido a no entrenarse. Ya sólo le falta saber darle la espalda a la batalla. Se lo exige su única misión en 2009: ganar el Tour.

-En 2008 venció en Lieja, en el Dauphiné, dos etapas del Tour, el Campeonato de España... Pero quedó tapado por Contador, Sastre y Samuel.

-Tuve mis mejores éxitos. Pero en España lo que se lleva son las grandes vueltas. El resto queda atrás.

-También usted piensa en el Tour.

-Claro. Me gustan las clásicas, pero lo mío desde siempre ha sido el Tour. Es lo que viví de pequeño, con Perico y con Induráin. Está a mi alcance. Sé que es muy difícil. También lo será para Armstrong o Contador. Para mí no es imposible ganarlo.

-¿Armstrong o Contador?

-No lo sé. A ver cómo va respondiendo Armstrong. Se le ve superfuerte. Eso me han dicho los compañeros que han estado en el Tour Down Under. El favorito es Contador, pero no dejaría de lado al americano.

-A Armstrong ya le batió en la etapa de Courchevel (Tour 2005). ¿Fue su mejor día?

-Uno de los mejores. Por ganarle a Armstrong, por ser el Tour y por ser una etapa de montaña. Y por lo joven que era.

-¿Se ve a la altura de Contador?

-Sí me veo. Contador llegó a la Vuelta muy mentalizado. Llevaba meses preparándola. Y yo venía del Tour. Si no llega a ser por el día del chubasquero (etapa de Suances) habría acabado tercero. Al final fui quinto y no me vi lejos de él. Es superior en las subidas, pero estuve cerca, y eso que él estaba al cien por cien. En el Angliru nos sacó unos metros y luego le mantuve. En la cronoescalada a Navacerrada me sacó tiempo en el primer tramo, en el más llano. Después casi no me sacó nada. Por eso creo que puedo estar al lado en el Tour.

Armstrong

-¿Le gustaría tener a Armstrong en el equipo?

-No me desagradaría. De alguien como él puedes aprender, de su preparación, de su mentalidad.

-Su pelea personal es evitar ese día malo que siempre tiene en las vueltas. ¿Piensa mucho en eso?

-No. Mi día malo en el Tour no suele ser tan malo. El año pasado quizá lo tuve porque me había caído unas etapas antes y no pude descansar lo suficiente. Cuando acabó el Tour fui a más. Eso quiere decir que estaba bien.

-Por edad y experiencia, ¿ha llegado su momento en el Tour?

-Confío en que sí. Iré más motivado, con más ganas, con rabia y más descansado.

-En 2009 todo su calendario irá destinado al Tour. De hecho, apenas ha empezado a entrenarse aún.

-Así es. Después del Mudial (septiembre) sólo corrí los criteriums. He estado casi dos meses y medio parado.

-¿Sin nada de bicicleta?

-He corrido a pie. Me gusta. Afinas la musculatura, equilibras las rodillas... Corro sobre cinta. Amortigua bien.

-¿Le cuesta frenarse?

-Sobre todo al principio. Pasé de estar todo el día en la bici a no hacer nada. El cuerpo te pide entrenamiento. Pero luego me acostumbré. A lo bueno, a no hacer nada, te acostumbras enseguida. Además, sin entrenarme, mantenía bien el peso. Así que fenomenal.

-¿A qué dedicó el tiempo libre?

-A nada. A pasear y estar tranquilo. A estar con los pequeños.

La crisis económica

-Ha tenido tiempo para leer y escuchar cosas sobre la crisis económica.

-Te afecta. No personalmente, pero sí a gente allegada.

-Murcia, su comunidad, es una región muy afectada por el parón inmobiliario.

-Ves que caen empresas muy grandes que hasta hace nada estaban bien. Yo tengo familiares a los que ya les ha afectado la suspensión de pagos. Lo vives muy de cerca.

-A la Challenge de Mallorca ha llegado casi sin kilómetros en las piernas. A no disputar. Algo nuevo para usted.

-Me cuesta quedarme en el hotel y ver cómo compiten los compañeros. Me dan ganas de meterme en las carreras y disputarlas. Pero tengo que acostumbrarme a estar tranquilo.

-¿Es la primera vez que pasa tanto tiempo inactivo?

-Sí. Desde que empecé en la bici no había estado así. He llegado a pensar que tanto descanso me podía afectar, pero al llegar a la concentración del equipo he visto que repito los tiempos que hacía otras pretemporadas en los puertos. Diría que ahora estoy igual o mejor que otros años. Parece que mi cuerpo ha asimilado fenomenalmente el descanso.

-Hasta junio (Volta y Dauphiné) sólo competirá en carreras de un día.

-Todo para llegar fresco al Tour.

Fotos

Vídeos