Con la élite

El CORREO premió a los cinco mejores deportistas de 2008 elegidos por sus lectores, en una gala en la que también se reconoció la labor de nombres ilustres y personas solidarias

J. P. MARTÍN| BILBAO
Los galardonados posaron juntos para la foto de familia a la conclusión de la gala. / FOTOS: IGNACIO PÉREZ Y PEDRO URRESTI/
Los galardonados posaron juntos para la foto de familia a la conclusión de la gala. / FOTOS: IGNACIO PÉREZ Y PEDRO URRESTI

Emotiva e intensa. Así fue la gala de la entrega de premios a los mejores deportistas de 2008 que EL CORREO celebró el lunes en el Meatzari Aretoa de Muskiz. La ceremonia, presentada por Txetxu Ugalde y Ainhoa García, y patrocinada por Petronor, contó con una notable presencia de representantes de diferentes ámbitos sociales y deportivos. Todos quisieron estar con la élite.

La primera parte estuvo dedicada a los galardones honoríficos. La entrega se abrió con el reconocimiento a Almudena Cid, que tras toda una vida dedicada a la gimnasia rítmica, se retiró el pasado año con una brillante actuación en los Juegos Olímpicos como colofón a su carrera. El segundo recayó en el que fuera colegiado de la ACB Juan José Neyro, que falleció hace poco más de dos meses. Genio y figura, y bilbaíno de los pies a la cabeza, estuvo en la cúspide del arbitraje 21 años. Kiko de la Maza entregó el trofeo a su hija, Marian Neyro. «El baloncesto era su vida, y como persona era muy grande», señaló emocionada. Por último se rindió homenaje al navegante en solitario vasco por excelencia. Al marinero que desafió todos los temporales y al que ya echa de menos hasta la mar; José Luis Ugarte. Su hija Ana Ugarte y su nieta Cristina recogieron el premio.

A continuación llegó el turno de los galardones populares. Aquellos que tienen como objetivo reconocer el esfuerzo y dedicación de todas las personas que cada día luchan desde el anonimato por la promoción del deporte. Guzmán Ruiz, profesor de artes marciales coreanas que da clases a colectivos de mujeres, inmigrantes y jóvenes de familias desestructuradas, fue el primero en recibirlo. El cheque de 1.500 euros correspondiente lo repartirá entre los grupos con los que trabaja.

Alegría a la afición

Livia López, fundadora del club Abaroa de baloncesto femenino de Vitoria, también tuvo su reconocimiento. «Yo no soy más que la punta del iceberg de este proyecto, en el que hay mucha gente trabajando», apuntó antes de reconocer que destinará el premio a su club.

Por último se procedió a la entrega de galardones a los cinco deportistas más valorados por los lectores a través de la página web elcorreodigital.com. El primero en subir al escenario fue el piloto campeón de España de 125cc Efrén Vázquez, que prometió «trabajar muy duro para que este año salgan las cosas mejor» en su nuevo proyecto con Derbi. A continuación fue el turno del TAU Baskonia, representado por su responsable de relaciones externas, Alfonso Churruca, que apuntó que esta temporada, entre otros objetivos, tratarán de hacerse con la Euroliga, «único título que nos falta en la vitrinas».

El tercer premiado tuvo color rojiblanco. Fernando Llorente, que recibió el trofeo del presidente de Petronor, Josu Jon Imaz, dejó claro que están dispuestos a dar una alegría a la afición en la Copa, «porque en este momento somos capaces de ganar a cualquiera». Los once 'ochomiles' conquistados hasta el momento le valieron a Edurne Pasaban para ser la segunda deportista más reconocida. El alcalde de Muskiz, Gonzalo Riancho, le entregó su trofeo.

Y el momento cumbre llegó cuando Samuel Sánchez subió al escenario. Al igual que en Pekín, fue el primer clasificado. El ciclista del Euskaltel Euskadi recogió el galardón de manos de Íñigo Barrenechea, director general de El CORREO, y reveló que donará los 3.000 euros asignados a su premio a la organización de la Bizkaiko Itzulia, «donde di mis primeras pedaladas». Un broche de oro, de un ciclista de oro.

Fotos

Vídeos