Shakur rescinde y se va al Panellinios griego

EL CORREO| VITORIA

Mustafa Shakur dejó ayer de pertenecer a la disciplina azulgrana. El jugador estadounidense puso rumbo a Atenas, donde intentará cambiar su suerte en el Panellinios, cuarto clasificado del torneo heleno, tras rescindir su contrato con el Baskonia merced a una cláusula que permitía esta operación siempre que se firmara antes del domingo 25.

Shakur se ha comprometido con el plantel ateniense hasta el final de la presente temporada. Allí le aguarda un equipo dirigido por Elias Zouros y con varios ex ACB como Duro Ostojic o Vladimir Petrovic.

Esta nueva oportunidad representará su tercera aventura en Europa. Antes del Baskonia perteneció al Prokom polaco. Nacido hace 24 años en Pensilvania y de 1,91 metros de estatura, Shakur se ha ido por la puerta de atrás, después de rendir por debajo de lo esperable en el conjunto vitoriano.

Sus números en la ACB, por ejemplo, arrojan un promedio de 3,4 puntos y 1,2 asistencias. Su incapacidad para ajustarse a la exigencia continua del TAU le impidió colmar las expectativas de sus superiores. Además, el director de juego americano, preso de los nervios, se fue diluyendo a cada partido.

Esta debilidad pronto fue captada por sus rivales, que le sometían a fuertes defensas presionantes en cuanto saltaba a la pista, con la consecuencia de que solía perder la pelota en su primera posesión.

Esto llevó al Baskonia a buscar un sustituto. El rastreo duró semanas y, finalmente, el elegido fue Vlado Ilievski, un jugador sobrio, correcto y que pocas veces toma riesgos. Sin embargo, con el macedonio en Vitoria, el TAU por fin tiene un recambio natural para su brújula, Prigioni.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos