«Vamos a molestar con muchas obras por el interés de Bilbao»

El alcalde repasa los retos de un año marcado por la crisis La acumulación de tajos en las calles obliga a crear un órgano específico de coordinación

TERESA ABAJO| BILBAO
Azkuna presidió el inicio de los derribos en Zorrozaurre, la gran zona de expansión de Bilbao que este año debe empezar a tomar forma. / FERNANDO GÓMEZ/
Azkuna presidió el inicio de los derribos en Zorrozaurre, la gran zona de expansión de Bilbao que este año debe empezar a tomar forma. / FERNANDO GÓMEZ

Además de buenos propósitos, el nuevo año ha traído a Bilbao malas perspectivas, las mismas con las que se despidió 2008, y un apretado calendario de obras. Las zanjas que se abrirán en la calle tratarán de mantener el tono vital de la ciudad mientras el panorama general se oscurece. «Lo que más me preocupa es el paro», dice el alcalde al analizar los retos que plantea 2009. «Hay que aguantar el primer semestre. Van a ser datos malos, muy malos, pero hay que perseverar y no digo que haya que lanzar mensajes optimistas, pero sí positivos. Hay que hacer obra pública y la parte social tiene que aguantar el embate». Por primera vez en catorce años, el Ayuntamiento ha elaborado un presupuesto más restrictivo que el del anterior ejercicio, aunque los 62 millones aportados por el Gobierno central compensan el desfase y le permitirán aumentar la inversión.

A PIE DE CALLE

Zanjas en los barrios y desvíos de tráfico

Entre otras cosas, 2009 será un año difícil para circular en coche por Bilbao. A la construcción del nuevo acceso a la ciudad por San Mamés se unirán las obras que acometerá el Ayuntamiento, un reguero de 58 pequeños tajos repartidos por todos los distritos y que coincidirán en el tiempo. Una vez aprobados por el Gobierno central, tienen un mes de plazo para ir a la mesa de contratación, así que empezarán dentro de poco. Las obras más largas durarán ocho meses y la etapa de mayor ajetreo coincidirá con mayo y junio. El Ayuntamiento va a crear un órgano específico de coordinación para evitar que las actuaciones se solapen o que se acometan mejoras de saneamiento en un tramo recién asfaltado. Además de la comunicación interna, que utilizará sistemas de información geográfica, se reforzará la información al ciudadano. «Las molestias que podamos generar son 'pecata minuta' respecto al interés general de Bilbao», dice Azkuna. La aportación del Gobierno central, con la que se crearán 650 empleos temporales, elevará a 165 millones la partida de inversiones, que antes de recibir refuerzos había descendido un 20%.

SERVICIOS SOCIALES

Control de las ayudas contra «los pícaros»

La demanda de ayudas sociales será una de las noticias de 2009. Aunque hasta ahora los seguros de desempleo han actuado como colchón, nadie duda de que las necesidades se multiplicarán en los próximos meses. El área de Acción Social ha aumentado su presupuesto y, sobre todo, reforzará los mecanismos de control «para que haya menos filfa y menos carotas. Hay que garantizar que realmente damos dinero a quien lo necesita y no al pícaro de turno», enfatiza Azkuna.

GRANDES PROYECTOS

«En principio no habrá que retrasar obras»

Pese a las dificultades de financiación que se ha encontrado Bilbao Ría 2000 en la operación de Garellano, Iñaki Azkuna cree que «en principio, no habrá que retrasar las obras previstas» en los escenarios del nuevo Bilbao. El siguiente paso es Olabeaga, «que, además de recomponer el barrio, es fundamental para hacer junto con la Diputación el nuevo acceso que permitirá derribar Sabino Arana». El alcalde confía en alcanzar un acuerdo con Zaha Hadid y rebajar el precio de su contrato para rehacer el plan urbanístico de la zona. La prestigiosa arquitecta ha pedido 860.000 euros.

ZORROZAURRE

El plan especial se aprobará en abril

Entre los 'deberes' de Azkuna para 2009 brilla con luz propia el plan especial de Zorrozaurre, que acumula meses de retraso por la polémica de los rellenos. Está previsto aprobarlo en abril y que este año empiece la rehabilitación de viviendas, además de las obras de Idom y el IMQ. «Zorrozaurre está bien estudiado y las cuentas pueden salir, no tengo ninguna duda», dice Azkuna. «Todos vamos a tener que adelantar dinero, no lo vemos como un gasto sino como una inversión». El Ayuntamiento está dispuesto a endeudarse por este proyecto, aunque no cree que este año sea necesario. En los terrenos municipales se levantarán viviendas, empresas y equipamientos educativos. «Y, mientras yo sea alcalde, habrá una parcela reservada para un museo internacional».

LO MÁS ESPERADO

Del Teatro Campos al mercado de La Ribera

Incluso en los años duros hay motivos de ilusión. «Inaugurar la biblioteca de Deusto, el edificio de Harino Panadera, el centro de distrito de Castaños y el Teatro Campos» son algunas de las del alcalde, al igual que ver crecer la torre Iberdrola y la estructura del nuevo Ayuntamiento. Entre las obras que empiezan, las más esperadas son las del mercado de La Ribera y el campus tecnológico de San Mamés, el arranque de la Línea 3 y el tranvía a Rekalde, «que es una necesidad».