La ciudad regala una escultura navideña a los Magos de Oriente

J. C. P.| LOGROÑO
Los Reyes Magos, acompañados por el alcalde, posan con la escultura navideña./
Los Reyes Magos, acompañados por el alcalde, posan con la escultura navideña.

Ya son muchos años de visitas navideñas, cabalgatas y cariño. Los Reyes Magos nunca faltan a la cita. No se olvidan de Logroño. Por eso, la capital riojana ha decidido hacerles un regalo. Se trata de una escultura navideña, diseñada por Rubén Bergasa, que representa a Sus Majestades. Las figuras portan en sus manos oro, incienso y mirra. Se dirigen hacia la ciudad. Supondrán un recordatorio constante de las sonrisas que Melchor, Gaspar y Baltasar despiertan cada 5 de enero.

La entrega tuvo lugar ayer a las puertas de Las Gaunas. Los Monarcas aterrizaron a las diez y media, saludaron a todos los presentes y se dirigieron al 'Jardín de los Reyes Magos', una rotonda ubicada entre el campo de fútbol y el Palacio de los Deportes. Cabe recordar que fue inaugurada en la anterior visita real. Tres enormes bultos, cubiertos por telas rojas, presidían el espacio. Miles de logroñeses observaban la escena expectantes. En ese momento, Sus Majestades, ayudados por los pajes, descubrieron la escultura. Un murmullo de aprobación recorrió la multitud.

Tomó la palabra el alcalde de Logroño, Tomás Santos, y habló de una deuda pendiente con los Reyes Magos y del cariño que, todos los años, demuestran a los logroñeses. También recomendó a los más pequeños «dejar un poquito de comida por la noche, porque Sus Majestades tienen mucho trabajo y vienen cansados».

Gaspar, encantado con la sorpresa, ejerció de portavoz real: «Es un gran honor inaugurar hoy esta escultura». Acto seguido, se dirigió a los niños para explicar que «hemos venido a Logroño con toda la ilusión de veros». Avanzó que «procuraremos venir todos los años fielmente a la ciudad». La intervención real concluyó con «un beso para todos».

Fotos

Vídeos