'El Pipo', los Ordóñez, Bienvenida su fiel clientela y el «mira, éste soy yo»

M. A. R.| LOGROÑO
'El Vero', en su santuario taurino. / S. E./
'El Vero', en su santuario taurino. / S. E.

La tarjeta de Carlos Marín 'El Vero' reza así: 'la peluquería más taurina de España». Echar un vistazo a su 'museo' supone ver una foto de 'El Pipo' al lado de jarritos de barro, fotos taurinas del tiempo de Mari Castaña, o imágenes de vídeo de triunfos míticos. En su 'quirófano', que así lo llama, no sobra nada, todo tiene su razón de estar, sea por motivos históricos, emocionales o lo que sea. Los constructores de minipisos podrían tomar nota de cómo ganar espacios sin caer en el debarajuste. Y lo mejor es que 'El Vero' encuentra todo a la primera de cambio y con su conocida memoria, de la que presume, puede decir en cada foto quién es quién, de izquerda a derecha, mes, año y día de la foto, el porqué del retrato, ése que se asoma, y otros detalles menudos. Entre sus 'tesoros' un recordatorio familiar de la muerte de Manolete, y carteles originales de inauguraciones de plazas centenarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos