Sanidad ordena retirar una marca de zapatos chinos que provocan graves alergias

Asociaciones de Consumidores reciben quejas de afectados por una sustancia que causa picores, hinchazón y ampollas

MARÍA ZABALETA| VITORIA
Pie afectado por el dimetilfumarato . / E.C/
Pie afectado por el dimetilfumarato . / E.C

«Hace dos semanas aproximadamente me compré unas botas en San Sebastián, y también he tenido hinchazones, picores... Cuando me vio el médico se quedó alucinado, pero no sabía cuál era la causa. Habría que llegar hasta el final con este asunto porque me parece vergonzoso». Quien habla es Oleia, una joven guipuzcoana que se encuentra en el cada vez más numeroso colectivo de afectados por el dimetilfumarato, un producto altamente tóxico que se introduce en bolsitas dentro del calzado para combatir la humedad y los hongos, cuando realmente debería utilizarse gel de sílice.

Ayer mismo, el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, anunció que ha ordenado a las comunidades autónomas la retirada del calzado elaborado en China bajo la marca 'Amelia Zaragoza', distribuido en toda España por la empresa New Arian S.L., con sede en Alicante. La alerta fue notificada el martes a través de las autoridades de Murcia, donde varios dermatólogos constataron que en los últimos dos meses al menos cinco pacientes habían acudido al médico con una alergia grave similar y «poco habitual».

Tras analizar los expedientes de estas personas, procedentes de Alicante, Barcelona y la propia Murcia, Sanidad trasladó a las autonomías la orden de intervenir las partidas de calzado. Estas administraciones ya están procediendo a su inmovilización y retirada para investigar «el impacto de la alergia y su alcance», señaló Soria.

En todos los casos detectados hasta ahora, como publicó ayer EL CORREO, se trata de zapatos originarios de China, aunque vendidos en tiendas de cualquier tipo. Asociaciones de consumidores han recibido cientos de quejas ante las reacciones alérgicas que provoca esta sustancia, y que debe combatirse en la mayoría de los casos con corticoides, antibióticos y antihistamínicos. Los efectos, que incluyen ampollas y eccemas, pueden prolongarse más de un mes. «Sanidad debe atajar el problema de raíz, ya que el dimetilfumarato no se ha detectado sólo en el calzado, sino también en sofás. Todos los días recibimos llamadas de afectados», señalan desde Facua-Consumidores en Acción. Asimismo, desde la Federación de Consumidores de Euskadi, su presidente, Jon Ariño, exigió ayer el «decomiso» de todo el material infectado y advirtió de la necesidad de «extremar el control con los productos procedentes de fuera de la UE».

Los servicios de inspección italianos decomisaron recientemente más de un millón de zapatos que tenían la sustancia tóxica, mientras que en Reino Unido el problema ya se detectó hace casi un año. Hasta el momento, las autoridades han contabilizado más de 2.000 afectados. En España, mientras tanto, el goteo continua. «No hay manera de que se me vaya el picor y el hinchazón. Las bolsitas verdes con las letras 'moulproof do not eat' es lo que dio mala espina. Estoy tomando antibiótico 'anaclosil' y la crema 'celestoderm'», explica una mujer de Barcelona en la web www.todoalergias.com, uno de los foros de Internet donde proliferan los testimonios y efectos del dimetilfumarato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos