La revuelta en Grecia sigue instalada en las calles por sexto día consecutivo

Jóvenes radicales se enfrentan a la Policía frente a la cárcel donde están los dos agentes acusados de matar a un adolescente

AGENCIAS |ATENAS
Un joven se enfrenta a un agente de la policía antidisturbios durante una nueva protesta por la muerte del joven estudiante Alexander Grigoropulos en Atenas. /Efe/
Un joven se enfrenta a un agente de la policía antidisturbios durante una nueva protesta por la muerte del joven estudiante Alexander Grigoropulos en Atenas. /Efe

Atenas y sus alrededores están concentrando la mayoría de los disturbios protagonizados por jóvenes que protestan por la muerte, a manos de la Policía, de un adolescente de 15 años el pasado sábado. Desde entonces las calles son escenario de enfrentamientos constantes entre los radicales antisistema y las fuerzas del orden. Los últimos se concentran a las puertas de la cárcel donde han ingresado los dos agentes acusados de matar al joven. También se mantiene la revuelta en la universidad.

En el sexto día de violencia callejera, se han producido nuevos episodios de violencia encabezados por un reducido grupo de incontrolados que participaba en una manifestación convocada por estudiantes y el Movimiento de Trabajadores de la Izquierda en Atenas. Los radicales han lanzado piedras, botellas y palos contra los antidisturbios que vigilaban la marcha, mientras la Policía lanzaba gases lacrimógenos contra los manifestantes.

Estos incidentes se suman a los disturbios ocasionados por adolescentes en diversos puntos del país, que han atacado más de 20 comisarías de policía en todo el país y han dejado un herido leve. En las afueras de la prisión de Koridalos, en Atenas, donde se esncuentran los agentes implicados en la muerte del joven Alexis Grigoropulos, también se han registrado incidentes violentos entre manifestantes y la Policía, cuando varios grupos de jóvenes han arrojado piedras contra un autobús de las brigadas antidisturbios aparcado en las cercanías y los agentes han respondido con gases lacrimógenos.

Las escuelas siguen cerradas

Paralelamente a los incidentes violentos, más de un centenar de escuelas de enseñanza secundaria, para alumnos de entre 11 y 18 años, permanecen cerradas y muchas de ellas han sido ocupadas por los alumnos en protesta por la muerte del adolescente. Hoy, primer día de clase tras el luto por el fallecimiento del joven y la huelga general de ayer, miles de menores no han acudido a las aulas y han protagonizado manifestaciones.

Unos 300 escolares han tomado una parte de la avenida que discurre frente al Ministerio de Defensa y han protagonizado una sentada en la que exhibían pancartas en las que se leía "Alexis sepultado y nosotros en las calles".

Varias ciudades europeas como Madrid, Barcelona, Berlín, Londres o París han registrado estos días acciones de solidaridad con las protestas en Grecia. En el caso español, las concentraciones han derivado en incidentes y enfrentamientos con la Policía.

Más presión para un gobierno en minoría

Grecia, uno de los miembros de la Unión Europea y con una tasa de desempleo juvenil superior al 20%, vive desde el sábado pasado un ola de violentos disturbios que están poniendo bajo presión al gobierno del primer ministro democristiano, Costas Caramanlis.

A la espera del avance del procedimiento legal contra los policías implicados en la muerte del adolescente, el Parlamento ha guardado un minuto de silencio en memoria de la víctima.

El ministro del Interior, Prokopis Pavlopulos, ha declarado ante el pleno de la Asamblea que "nadie puede adelantar el veredicto pero cualquiera que sea la decisión, será severa". Ha añadido que "nada puede justificar la forma en la que el policía atacó a un menor, cualquiera que hayan sido las circunstancias, y tampoco la forma que utilizó para defenderse".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos