Sarriegi, el verdugo de Mourinho

Un gol del ex rojiblanco da la victoria al Panathinaikos frente al Inter en Milán

IGOR BARCIA| BILBAO
Mourinho saluda al central al término del partido./
Mourinho saluda al central al término del partido.

Josu Sarriegi escogió un buen escenario para marcar su primer gol en una competición internacional. Nada menos que el legendario San Siro. La casa del Inter (también del Milan), donde el Panathinaikos se jugaba el miércoles mantener sus opciones de clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones. El central guipuzcoano, que se ha hecho con la titularidad en el conjunto heleno, se ganó por derecho propio convertirse en el héroe de la semana para su club, ya que fue el encargado de marcar el gol de la victoria que deja a tiro el paso a octavos, y de paso, amargó la noche a Mourinho. El entrenador del Inter llegó a decir que «después de este partido, no merecemos clasificarnos», algo que lograron gracias al empate entre el Anorthosis y el Werder Bremen.

Sarriegi vivió su momento de gloria en el minuto 69. El encuentro no reflejaba goles, y el Panathinaikos necesitaba ganar para llegar a la última jornada por delante del Anorthosis, próximo rival y con quien perdió por 3-1 en Chipre. En un saque de esquina, el central de Lazkao se desmarcó en el primer palo y aprovechó el rechace de Julio César a remate de un jugador heleno para remachar a la red. El número 3 del Panathinaikos enloqueció de felicidad. Recordado por sus dos goles en propia meta en su temporada en el Athletic (ante el Anorthosis también sufrió la desgracia goleadora en su portería), el miércoles pudo desquitarse de tanta amargura y celebrar como se merece un gol de tanta importancia y tanto prestigio.

Tras el encuentro, Sarriegi se restó méritos por ser el artífice del tanto de la victoria. «No quiero hablar de mí, porque el gol lo podía haber marcado cualquiera. Todavía tenemos por delante un duro encuentro frente al equipo de Chipre, pero es cierto que estoy muy contento porque no suelo marcar frecuentemente», reconoció el central del Panathinaikos tras el partido. Respecto al triunfo ante el Inter, explicó que «teníamos mucha fe en poder hacerlo, aunque antes del encuentro, no podíamos decir que no a un empate. Pero luego durante el juego, hemos pensado que teníamos opciones de marcar, y estamos muy contentos por la victoria».

Mourinho, por contra, no estaba tan feliz. El entrenador del Inter, que felicitó a Sarriegi por su gol, tenía un enfado considerable tras la derrota, y eso que su equipo había logrado el pase a octavos de la Liga de Campeones. «El triunfo del Panathinaikos fue merecido. Después de esto no merecemos clasificarnos. Tenemos que estar enojados».

Segunda temporada

Tras su sorprendente victoria ante el Inter, el equipo de Sarriegi se centrará de nuevo en la Liga griega, donde está sufriendo el poderío del Olympiakos que entrena Ernesto Valverde. El Panathinaikos se encuentra a siete puntos del líder tras once partidos disputados, una distancia que se antoja considerable dado el potencial de ambos equipos.

En el caso de Sarriegi, las cosas le marchan a pedir de boca en su segunda temporada en Grecia. El pasado año tuvo problemas para hacerse con un hueco en el equipo, pese a lo que terminó por jugar 30 partidos (25 de Liga). Pero esta campaña, Sarriegi se ha hecho con el puesto. Suma nueve partidos de Liga (de 11 jugados) y siete de Liga de Campeones (de 9). Y encima, ya golea en estadios como San Siro, donde ya disfrutó en 2001 de la clasificación del Alavés para cuartos de final de la UEFA. Sin duda, un escenario para recordar.

Fotos

Vídeos