'Kutxa' será la marca corporativa de la nueva entidad tras la unión de las cajas guipuzcoana y vizcaína

La BBK celebrará el 28 de noviembre la asamblea general extraordinaria para aprobar su fusión con Kutxa

ECD |BILBAO
La marca corporativa de 'Kutxa' también cuenta con un logotipo reducido./
La marca corporativa de 'Kutxa' también cuenta con un logotipo reducido.

Las comisiónes ejecutivas de Kutxa y BBK ha aprobado en su reunión de hoy la propuesta de marca corporativa para la nueva caja resultante de la fusión de ambas entidades. La nueva marca será 'Kutxa', expresada en letras mayúsculas de trazo negro, seguida de una esfera de color rojo.

La comisión ejecutiva ha valorado que el concepto 'Kutxa' aúna, bajo un mismo apelativo, a todas las Cajas de Ahorros vascas, que incluiría a Vital Kutxa cuando decida su incorporación. 'Kutxa' es una marca corta e impactante, con fuerte sonoridad y una marcada personalidad en lo visual, han señalado fuentes de la entidad guipuzcoana.

Por otro lado, la BBK celebrará el 28 de noviembre la asamblea general extraordinaria, en la que se someterá a aprobación su fusión con Kutxa, que también desarrollará ese mismo día su asamblea. Los consejos de administración de BBK y Kutxa aprobaron el pasado 30 de octubre el proyecto de fusión de ambas entidades para crear una nueva caja, que se denominará 'Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Euskadi' (Euskadiko Aurreski Kutxa enta Bahitetxea).

Dos tercios

Tras ese trámite, la operación debe ser aprobada en las asambleas generales de ambas cajas, que han fijado para el mismo día su celebración. La aprobación de la fusión requiere contar con el apoyo de dos tercios de los asistentes a la asamblea, que cuenta con 100 representantes. En el caso de BBK ya cuenta con los apoyos precisos, mientras que, en el caso de la Kutxa, se está trabajando para recabar los respaldos necesarios, que todavía no están garantizados.

El orden del día de la asamblea convocada por BBK incluye un informe del presidente, Xabier de Irala, el examen y aprobación de la fusión, que se concentraría a partir del 1 de enero. La convocatoria de la asamblea fue publicada y, tras este trámite, los consejeros y obligacionistas podrán examinar diversa documentación como el proyecto de fusión, los informes de los consejos de administración sobre esta operación, el proyecto del acuerdo de fusión que se someterá a la aprobación de las respectivas asambleas, o el balance de fusión de cada una de las dos cajas. Ese mismo día, se celebrará previamente una asamblea general ordinaria en relación al primer semestre de 2008 de la actividad financiera y de la obra social.

Fotos

Vídeos