La Diputación dará luz verde a la planta de compostaje de Artigas la próxima semana

E. SANTAMARÍA| BILBAO

El área de Medio Ambiente de la Diputación vizcaína aprobará inicialmente la próxima semana el Plan Especial Arraiz-Artigas, «el instrumento de planificación urbanística que permitirá la implantación de la planta de compostaje en Artigas y la planta de tratamiento mecánico biológico en Arraiz», anunció ayer en las Juntas el diputado Iosu Madariaga. El proyecto se ha fraguado entre la institución foral y el Ayuntamiento de Bilbao. De hecho, el Consistorio aprobó el 30 de octubre la modificación del PGOU del área Arraiz Artigas, de modo que su coeficiente de edificación quede ampliado y los antiguos terrenos del vertedero puedan albergar ambas instalaciones.

El primer equipamiento que podrá entrar en funcionamiento será la planta de compostaje. Será en 2010 y convertirá en compost de gran calidad los restos de las podas que se hacen en Vizcaya y los biorresiduos de explotaciones agrícolas y grandes superficies como Mercabilbao o el mercado de La Ribera. Tratará 15.000 toneladas al año y el 60% se convertirá en compost, que será utilizado por ayuntamientos y plantas agrícolas. En 2011 funcionará la planta de tratamiento mecánico-biológico de Arraiz para eliminar contaminantes de los residuos y tratará 180.000 toneladas al año.

Estas dos instalaciones y la segunda línea de la incineradora -lista en 2012-, conformarán junto a la actual planta de Zabalgarbi, un auténtico ecoparque, de modo que Arraiz-Artigas albergue las infraestructuras previstas en el II plan foral de gestión de residuos urbanos.

Fotos

Vídeos