60 camiones con lindane a Murcia

J. G.| BILBAO

La aparición del nocivo y peligroso lindane en los terrenos de Miribilla provocó que 790 metros cúbicos de tierras contaminadas con este pesticida fueran enviadas a las instalaciones de la empresa Befesa en Cartagena (Murcia), según los datos aportados ayer por la Diputación y el Ayuntamiento. Para el traslado se fletaron unos 60 camiones, que tuvieron que cubrir 920 kilómetros de distancia en el viaje.

En la excavación del Palacio de Deportes de Miribilla se removieron 163.000 metros cúbicos de tierra. De ellos, 153.000 se destinaron al Puerto, donde se usaron como relleno. Otros 7.000 se enviaron a un vertedero controlado de Zalla, mientras que 1.750 acabaron en unas instalaciones controladas de Larrabetzu. Pese a los datos aportados, el PP dudó del procedimiento llevado a cabo por los promotores del proyecto, ya que, advirtió, la zona estaba declarada como potencialmente contaminada desde hacía años.

Por su parte, la izquierda abertzale de Bilbao denunció ayer que «el A yuntamiento conocía desde 2001 la presencia de lindane en Miribilla» por informes oficiales. «La realidad ha confirmado algo que el equipo de gobierno ya sabía», aseguró.

Ese año, Ihobe elaboró un estudio sobre la zona cuyos resultados alertaron de la presencia de materiales altamente contaminantes en los antiguos pozos mineros. Se hicieron 16 catas en busca de lindane y se hallaron aceites pesados, PBCs, disolventes, benzeno y muchos otros residuos peligrosos. Doce años antes, se había producido un gran incendio en la zona por la presencia de sustancias químicas vertidas.

La asociación ecologista Lur Maitea advirtió ayer de que en los antiguos yacimientos mineros se vertió «de todo» y «sin ningún control» durante muchos años. «Es 'vox populi' en el barrio que allí se echaban residuos tóxicos», dijo su portavoz, Consuelo Elosua, que quiso también llamar la atención sobre el hecho de que este hallazgo confirma que sigue habiendo lindane enterrado y «envenenando» los suelos de muchos puntos de Vizcaya.