El pleno aprueba cambiar el PGOU para construir el hotel de Punta Begoña

La Diputación decidirá si admite la sustitución de las galerías planteada por la cadena Barceló

EVA MOLANO| GETXO
Estado actual del interior de las galerías. / J. ALEMANY/
Estado actual del interior de las galerías. / J. ALEMANY

El pleno de Getxo dio ayer luz verde a los cambios en el planeamiento urbanístico solicitados por Barceló para construir un hotel de lujo en la ladera que contiene las galerías de Punta Begoña. Merced a este acuerdo, la cadena ganará 1.500 metros cuadrados más de superficie hotelera hasta alcanzar las cinco alturas, coronadas por un parque público. Mientras, el 'parking' subterráneo para uso interno del equipamiento, que tendrá una sola planta después de que un estudio plantease la inviabilidad de horadar dos pisos, se extenderá desde el actual aparcamiento en superficie hasta los límites de la Campa del Oro. El último de los cambios aprobados posibilitará a Barceló construir un spa soterrado junto a las galerías, a la altura de las rampas hacia Atxekolandeta.

Las propuestas fueron apoyadas por todos los grupos, a excepción de EB. Su representante, Iñaki Urkiza, se opuso al considerar que estas añadiduras al proyecto inicial que han motivado las modificaciones en el PGOU son improcedentes, al no estar incluídas en el pliego de condiciones del contrato que fue adjudicado a Barceló en concurso público. Para Urkiza, «los cambios hacen más atractivo y rentable el proyecto. Se le regalan 3.000 metros cuadrados de terreno a la empresa sin ninguna contrapartida».

Si para el resto de grupos políticos con asiento en el Ayuntamiento la conversión en un hotel de 5 estrellas de las galerías construidas en 1918 es una oportunidad para relanzar el turismo de élite en el municipio, otros colectivos sociales se han posicionado contra el derribo de la infraestructura que ha planteado Barceló, tras conocerse los daños estructurales del edificio. Lo cierto es que una vez aprobados estos trámites y 'allanado' el terreno, la pelota está en el tejado de la Diputación. Será la institución foral la que decida si las galerías pueden o no ser demolidas, una vez que la cadena hotelera le remita el proyecto constructivo. El documento aún no ha sido enviado a los despachos forales, aseguró Joseba Arregi, concejal de Urbanismo.

Las deficiencias detectadas por técnicos del Ayuntamiento y de la empresa Labein en el edificio catalogado cambiaron los planes de Barceló, que apostó por reconstruir otras galerías similares que sirviesen de fachada al complejo.

Sin plazos

«La Diputación echará para atrás cualquier proyecto que implique la demolición total de las galerías», aseguró Arregi. Sin embargo, según puntualizó, «las murallas son como un juego de Lego: piezas de hormigón superpuestas. Hay elementos que están muy deteriorados y tendrán que ser sustituídos, como sucederá con el Mercado de la Ribera. Es lo que se llama una reconstrucción científica». El Ayuntamiento no aportó previsiones de plazos para el comienzo de las obras, anunciadas para febrero de este año y retrasadas por el contratiempo del mal estado del momumento.

El pleno de ayer también sirvió para poner en trámites otras modificaciones urbanísticas necesarias para impulsar la ejecución de proyectos considerados «estratégicos». La corporación aprobó por unanimidad cambios en el área de San Nicolás correspondiente a la parcela del Getxo Antzokia, en virtud de los cuales el terreno contará con hasta 6.500 metros cuadrados de eficabilidad con un máximo de 24,5 metros de altura -6 pisos- para que así pueda ponerse en marcha las licitaciones relacionadas con el nuevo edificio. El actual sucumbirá este mes a la piqueta. También se modificó el PGOU para posibilitar la ampliación del Palacio de Justicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos