Un edil de EA en Ortuella dice que el partido le «sobornó» para dejar su cargo

Txemi Tejedor asegura que le han ofrecido un puesto en Educación y un elevado sueldo

NURIA R. CETINA| BARAKALDO
Tejedor, en un debate en Gernika. / M.S./
Tejedor, en un debate en Gernika. / M.S.

Se acabó. La trayectoria de Txemi Tejedor en Eusko Alkartasuna, que ha durado más de veinte años, ya es historia. Tres días después de que EA le retirase «la confianza» tras detectar «diferencias continuadas» de criterio en el Ayuntamiento de Ortuella, donde gobierna con el PNV,

el concejal, que gestionaba las áreas de Educación, Juventud, Deportes y Medio Ambiente, ha anunciado que se pasa al grupo mixto. «No puedo seguir en el partido después de ver cómo han gestionado mi cese», denuncia.

Según explica el ya ex portavoz de EA, con él «no se ha seguido en ningún momento» el reglamento para estos casos. «Conmigo no han hablado nunca directamente. Aunque, dentro de la propia ejecutiva, han tratado de sobornarme por otros medios ofreciéndome un sueldo hasta 2011 -algunas fuentes apuntan a algo más de 6.000 euros al mes- un puesto en Educación... Y todo con el único fin de que renunciase a mi cargo», critica. Estas acusaciones han sido desmentidas por la formación abertzale.

Aunque la ruptura ha estado rodeada de polémica, Tejedor asegura que le quedan «buenos recuerdos» de sus más de veinte años como concejal en Ortuella y su experiencia como juntero. «A nadie le gusta salir de un partido que ha creado él mismo, pero puedo decir que ha sido una muy bonita, ilusionante, en la cual he trabajado muy cómodo. He sido muy afortunado», reitera.

Al grupo mixto

Ahora comienza un nuevo ciclo. «Hay mucha gente que me está apoyando y me anima para que continúe. Tengo ganas de empezar a trabajar ya». Compaginará su labor en el Ayuntamiento dentro del grupo mixto con su tarea de profesor en el centro del EPA de Leioa. «Voy a mirar siempre por las asociaciones de vecinos y por lo que piense que es bueno para el pueblo», promete.

Apoyará las iniciativas «que mejoren la calidad de vida para los vecinos, como los consejos de barrio, que era uno de los puntos recogidos en nuestro programa», recuerda. Mientras tanto, su ex compañero de partido, Israel Brull, será quien tome el relevo en el Consistorio.