El Euskaltel no renuncia a Samuel

El conjunto naranja, pese a su interés, no hipotecará su futuro por retener al campeón olímpico

J. G. P.| MADRID
Euskaltel confía en retener a Samuel. / BORJA AGUDO/
Euskaltel confía en retener a Samuel. / BORJA AGUDO

Dentro de poco más de una semana, el Euskaltel-Euskadi iniciará la preparación para la temporada 2009. La rueda no para. Es la ley de la física: si la bicicleta se detiene, se cae. El 1 de octubre será la primera reunión. Planes, carreras, presupuestos. Y aún no se sabe si en el organigrama de la campaña estará Samuel Sánchez. El asturiano está ante un dilema: tiene contrato con el equipo vasco para los dos próximos años, pero también tiene una «irrechazable» oferta del Cervelo. «Hasta después del Mundial (28 de septiembre) no se sabrá nada definitivo», anuncia Miguel Madariaga. «Antes tengo que cerrar las cuentas de este año. Y no va a ser fácil. La crisis nos afecta a todos».

El oro olímpico de Samuel ha complicado el balance. Al asturiano le ofrecen cerca de un millón de euros, casi el doble de lo que fija su contrato en el Euskaltel. «No renunciamos a él», insiste Madariaga. Pero primero «hay que asegurar los dos próximos años del equipo». La firma de telefonía Euskaltel, sostén histórico del conjunto naranja, no incrementará su aportación. La crisis mundial. Además, la implantación del pasaporte biológico ha engordado la lista de gastos.

Del futuro de Samuel se sabrá en unos días. También habrá que esperar a la otra estrella del equipo. Igor Antón se recupera de las dos fracturas que sufrió en la que iba a ser su Vuelta. «Va más lento de lo que él pensaba». La tasa del quirófano. «No podrá hacer la preparación invernal que estaba pensada», lamenta Madariaga. «Y las carreras se ganan en invierno». Antón es el futuro próximo del equipo. «Nos hemos quedado con la pena de verle en el Angliru. Creo que podía haber estado con Contador». Lo malo es que no llegó. Se cayó en el Cordal, justo el puerto anterior. Un patinazo que le apartó de su gran día.

Jon Odriozola, el director del Euskaltel, repite que Antón era el ciclista del Angliru. Unir su nombre a esa cima le habría catapultado. Ahora tendrá que esperar. «Pero el equipo ha demostrado una enorme unidad. Es lo que yo busco. Formar un espíritu de equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos