«A ver si se despistan y me dejan un etapa», dice Igor Antón

J. G. P.| PLA DE BERET
Antón trata de cazar a Contador./ EFE/
Antón trata de cazar a Contador./ EFE

Igor Antón ocupa ya la sexta plaza en la general. A sólo dos minutos y 12 segundos de Leipheimer. El americano, Contador, Valverde, Sastre y Mosquera son los únicos que le preceden. Su tiempo perdido es el que se dejó en la contrarreloj. En las dos etapas de los Pirineos, sólo uno le ha dejado atrás: Contador. Y sólo por cinco segundos, los de la recta final en La Rabassa. Ayer, ni eso. «Cuando Alberto arranca no hay quien le siga. Yo me mantenía a mi ritmo. Y le he cogido. Eso me ha animado. Le he aguantado, que no es poco», subrayó mientras se abrigaba en la cima de Beret.

Fue un día raro para Antón. La Bonaigua no es su puerto. «Lo conozco desde una Vuelta a Lérida amateur. Y no me va. No sé si es por la altitud, porque el porcentaje no es excesivo...». El caso es que lo subió incómodo, con dudas. Su equipo, el Euskaltel, no las tuvo. Apretó allí la carrera. Por él, por buscar la victoria de etapa. «Pla de Beret tampoco es una subida que se adapte mucho a mis características, es bastante tendida y a mí me gusta que las rampas piquen más». Asturias le aguarda: «Bueno, a ver si Contador, Valverde y Sastre se despistan un poco y me puedo llevar una etapa». En su equipo miran más arriba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos