Iribas ya es jugador rojillo mientras el club busca un delantero

El donostiarra juega como lateral o interior derecho y llega al Mirandés cedido por un año La plantilla estará formada por veinte futbolistas

ÁNGEL GARRAZA| MIRANDA DE EBRO
Mikel Iribas entrena de nuevo con el equipo tras el acto que tuvo lugar ayer por la tarde en la sala de prensa de Anduva. / AVELINO  GÓMEZ/
Mikel Iribas entrena de nuevo con el equipo tras el acto que tuvo lugar ayer por la tarde en la sala de prensa de Anduva. / AVELINO GÓMEZ

El jugador de la Real Sociedad entrenó hasta hace dos semanas con el Mirandés e incluso llegó a jugar en dos partidos ante el Haro y el primer equipo txuri urdin. Tras no ejercitarse con la plantilla mirandesista después del amistoso frente a los donostiarras, el secretario técnico Carlos Lasheras reconoció a este periódico que el club no le había descartado y que las negociaciones continuaban con el fin de posibilitar su incorporación. El director deportivo presentó ayer por la tarde en Anduva a Mikel Iribas como nuevo futbolista rojillo.

Las conversaciones con la directiva guipuzcoana han culminado con la cesión de este jugador de 20 años, cuyos servicios también habían sido demandados por otros clubes de la zona de influencia de San Sebastián. El nuevo efectivo del Mirandés ya conoce a sus compañeros porque hasta el pasado día 14 permaneció durante unas jornadas a las órdenes de Bañuelos.

Como no podía ser de otro forma, en su presentación, Iribas manifestó estar «muy contento de recalar en el Mirandés», una decisión que ha estado motivada por el «ambicioso proyecto» que tiene el club.

Espera poder contribuir a los éxitos deportivos de una entidad que sólo persigue un objetivo en mente: el ascenso a Segunda División B, fin que confía lograr allá por el mes de junio con la elástica roja que, por cierto, ayer se presentó en el municipal aprovechando el acto oficial de bienvenida a este nuevo componente del plantel mirandesista. Una camiseta en la que desaparecen los trazos negros que recogía la anterior.

A pesar de haber recibido otras ofertas, aseguró que su presencia en el Mirandés se debe a que «en los días que estuve me encontré muy a gusto. Tengo la referencia de muchas personas, sé que hay mucha gente detrás del club y que vienen muchos aficionados a ver los partidos. Es un proyecto muy bonito y que a mí también me va a venir muy bien».

Al formar parte de la convocatoria en dos de los encuentros amistosos que los de Anduva han jugado en esta pretemporada ya concluida, es una voz autorizada para aportar su opinión de lo que ha visto hasta la fecha en este equipo. Y sus palabras elogian en líneas generales al conjunto.

«Ante el Haro, que también es de Tercera, fuimos muy superiores a ellos y contra la Real les plantamos cara desde el principio. Incluso, en muchas fases del partido, fuimos superiores. He visto que hay buen equipo».

Con buen toque de balón

¿Y cómo se define el nuevo jugador rojillo? «He jugado tanto de lateral como de interior derecha, en ambas posiciones me he encontrado sin problemas. Físicamente ando bien, tengo buen toque de balón y creo que no me falta la agresividad propia para jugar en ese puesto», explicó en la sala de prensa de Anduva.

El diestro jugó un total de 14 partidos con el filial blanquiazul en Segunda B a lo largo de la última temporada. Entre ellos, tuvo como rivales a Burgos y Palencia, contrarios con los que, precisamente, se volverá a topar en esta campaña 2008/09 que comienza este fin de semana. Estos dos clubes son la única referencia que tiene de las escuadras a las que se medirá el Mirandés en los próximos nueve meses. «He jugado contra esas dos, pero del resto de equipos la verdad es que no sé mucho», aseguró al hablar del grupo VIII.

Por parte del club, Lasheras no pasó por alto el «agradecimiento» de la entidad por el interés mostrado tanto por el propio Iribas, «sabemos que estuvo bien cuando entreno con nosotros hace días y eso es bueno», como por el club de Anoeta. «Queremos agradecer el gesto que ha tenido la Real al permitir que Mikel nos pueda ayudar a conseguir este año lo que todos queremos», apuntó.

De esta forma se cierra una de las prioridades que tenía la secretaría técnica: reforzar la banda derecha ante la escasez de efectivos en ese flanco. Este «polivalente» futbolista cubre así el hueco al poder desempeñar las funciones de lateral o de hombre más adelantado. Y es que hasta el momento no se disponía de un efectivo nato en el puesto de defensa derecho que en esta pretemporada ha estado ocupado por Cabero, aunque éste llegó con la vitola de central.

Con Iribas son ya 19 los jugadores que componen la primera plantilla. Falta uno para reunir los veinte deseados por el cuerpo técnico hasta el mes de diciembre. «Hasta entonces hay tiempo de ver las necesidades. En función de cómo transcurran estos cuatro meses adoptaremos decisiones en enero para completar las restantes fichas», subrayó Lasheras.

El encargado de gestionar el capítulo de fichajes afirmó que hoy acaba el plazo en Segunda B para incorporar jugadores a las plantillas. Y la idea es llegar a un acuerdo con un atacante. «No sé si delantero o media punta. Teníamos en dos o tres puestos carencias, pero contamos con futbolistas polivalentes. Sólo hace falta un atacante», apostilló después de confirmar que, además, los canteranos Dani Vázquez y el portero juvenil Iván estarán «toda la temporada con nosotros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos