Comienzan en diferentes localidades españolas los funerales por las víctimas que ya han sido identificadas

En el cementerio de La Almudena continúan las labores de identificación de cadáveres, al menos 80 deberán esperar a las pruebas de ADN

AGENCIAS |MADRID
La localidad de La Fregeneda despide a Amalia Filloy y su hija de 14 años, Amalia Alonso. Al funeral no han podido asistir ni el marido ni la otra hija del matrimonio, de once años, que continúan hospitalizados. /EFE/
La localidad de La Fregeneda despide a Amalia Filloy y su hija de 14 años, Amalia Alonso. Al funeral no han podido asistir ni el marido ni la otra hija del matrimonio, de once años, que continúan hospitalizados. /EFE

Ya han pasado más de 48 horas desde el trágico accidente aéreo en Barajas, que costó la vida a 153 personas, y los familiares han comenzado a dar sepultura a algunos de los cadáveres que ya han sido identificados. A lo largo del día, han recibido el último adiós viajeros de Castilla La-Mancha, Castilla y León, Navarra, Huelva y muchos procedentes de Canarias.

Hasta el momento, cincuenta cuerpos han sido entregados ya a sus familias, que los han comenzado a trasladar a sus lugares de origen. Se espera que antes de mañana otras 12 familias recuperen los restos de sus seres queridos. Al resto, 101 cadáveres, se les tienen que hacer pruebas de ADN para su completa identificación. Los trabajos se están desarrollando en el cementerio de La Almudena. La Base de Datos Nacional de ADN, coordinada por la Guardia Civil, procederá a cotejar los resultados con las muestras genéticas aportadas por los familiares de los fallecidos para así concluir la definitiva identificación de los cadáveres.

En cuanto a los pasajeros de origen extranjero, un total de 19 personas de once nacionalidades, serán repatriados a sus países una vez que sus familias completen las tareas de identificación, según las respectivas embajadas.

Duro trámite para las familias

La entrega de los demás restos se producirá mañana a partir de las 10.00 horas, una vez que la Policía Científica concluya la identificación. Así lo ha indicado el director de los Servicios de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid, Gabino Abanades, que ha hecho hincapié en que las pruebas dactilares y de ADN se encuentran ya en los laboratorios, y en que serán los juzgados los que autoricen la entrega a sus seres queridos.

Los psicólogos del SAMUR Social que están prestando asistencia a las familias de las víctimas les están recomendando que no acudan a este cementerio y se queden en el Hotel Auditorium hasta que las autoridades judiciales les requieran para algún de tipo de gestión o cuando ya les informen de que se ha completado la identificación del familiar. En el hotel están recibiendo la información y la asistencia por parte de los psicólogos, que intentan tranquilizarles. La tardanza en el proceso, algo normal en estos casos, provoca la desesperación de los allegados que piden celeridad en estos trámites.

No obstante, el SAMUR-Protección Civil ha montando un hospital de campaña dentro del cementerio por si a lo largo del día alguno de los familiares necesitan asistencia, sanitaria o psicológica. "La gente está agotada física y emocionalmente, esperando recoger los cuerpos de sus familiares para empezar una nueva fase y poder comenzar la del duelo", ha declarado una de las psicólogas del equipo, Lola Rolle. La Comunidad de Madrid ha habilitado una Oficina Judicial en el cementerio para ayudar a las familias con la burocracia. Se encargará de los trámites de defunción y levantamiento de cadáveres pero no de los trámites administrativos de indemnizaciones o denuncias.

Tramitación de las indemnizaciones

Los afectados del accidente y los familiares de los 153 fallecidos recibirán una indemnización mínima de 127.000 euros, según consta en el reglamento del Parlamento Europeo y Consejo sobre la responsabilidad de las compañías áreas en caso de accidente, donde también se contempla que la aerolínea deberá abonar 20.300 euros a los familiares de los fallecidos como anticipo en una plazo máximo de 15 días desde su identificación. La compañía ha informado que ampliará esta primera indemnización a 25.000 euros, después de negociar con la aseguradora Mapfre.

En el avión siniestrado viajaban 172 pasajeros, con lo que el desembolso total de la compañía podría ser de unos 22 millones de euros. Spanair aseguró ayer que que coordinará el pago de las indemnizaciones a los afectados con las compañías aseguradoras con las que tiene contratada su póliza en el menor tiempo posible, ya que el contrato se encuentra "reasegurado" en el mercado, lo que significa que se encuentra en manos de varias compañías, entre ellas, el 'broker' de seguros Aon, que en España tiene representación a través de Aon Gil y Carvajal.