Un joven fallece en Níjar arrollado por la hélice de su propia embarcación

E.C.| ALMERÍA

Un joven de 26 años falleció ayer en Agua Amarga, Níjar (Almería), a causa de las heridas que le provocó la hélice de la lancha neumática que él mismo tripulaba. El trágico suceso se produjo minutos después de las dos de la tarde cuando trataba de liberar la embarcación del fondeadero en el que se encontraba. Entonces, por causas que se desconocen, el joven salió despedido de la lancha y fue alcanzado por la hélice al pasarle la barca por encima.

Los socorristas y la Guardia Civil, que acudieron en su auxilio, sólo pudieron certificar su muerte, que ocurrió al instante por las heridas que la hélice le produjo en todo el cuerpo.

Según Acuabel, la empresa de socorrismo responsable de la seguridad, si el joven hubiera activado el dispositivo de 'hombre al agua' el motor se hubiera parado automáticamente.