Las esculturas de Mario Nanni ya lucen en la plaza Zabalburu

Ha costado casi un mes instalar estos elementos de fibra de vidrio que recuerdan a troncos de árboles y que cambiarán el tono de sus focos en función del tiempo que haga

EL CORREO DIGITAL |BILBAO
Las esculturas han comenzado a iluminar la plaza esta noche./ LUIS ÁNGEL GÓMEZ/
Las esculturas han comenzado a iluminar la plaza esta noche./ LUIS ÁNGEL GÓMEZ

La plaza Zabalburu brilla con luz propia desde esta noche. A las diez y media ha tenido lugar el encendido de las esculturas lumínicas de Mario Nanni, unos enormes pilares que se estaban instalando en la zona desde mediados de julio. El Ayuntamiento de Bilbao había adquirido la obra del artista italiano para completar el mobiliario de la zona, cuya remodelación quedó lista a principios de año. Nanni es, además, el autor de la iluminación de la Biblioteca foral y de la iglesia de Miribilla.

Se trata de farolas de 15 metros de alto y cuya forma recuerda a troncos de árboles en cuyo interior anidan focos de luz. Según los responsables municipales, ellos serán los responsables de iluminar la zona en diferentes colores, en función del tiempo. En los días de calor, tendrán tonos rojizos; en los de lluvia, serán azules.

Las esculturas están hechas en fibra de vidrio y se apoyan en una base metálica de tres metros de altura donde están instaladas las conexiones eléctricas. Su misión, además de iluminar la zona, es "servir de elemento identificativo y diferenciador de la plaza", aseguran los responsables municipales. Es decir, darle "el carácter que le puede faltar a la plaza", según Sabas, el concejal del área de Obras y Servicios. En total, el Consistorio ha invertido 521.000 euros en completar los elementos decorativos de Zabalburu.

Fotos

Vídeos