La tolosarra Irene San Sebastián rozó la medalla en el Mundial de Sudáfrica

L. G. B.| EIBAR

«Insospechable». Así resumió el director del Debabarrena-Kirolgi, Juanjo Sebastián, la excelente actuación de su pupila, Irene San Sebastián, en el Mundial júnior de Sudáfrica, donde la tolosarra logró la quinta posición en la prueba de línea. En su primera participación en un Campeonato del Mundo, la joven de 18 años llegó a meta a sólo un segundo de la vencedora, la belga Jolieen D'Hoore, que se impuso en la línea de meta a la italiana Rosella Callovi y a la germana Hanna Amend. El resultado final pudo haber sido incluso mejor, ya que San Sebastián fue cerrada por otra compañera en el sprint. Aún así, la ciclista del conjunto eibarrés expresaba su felicidad por un resultado que ni ella misma esperaba. «Era la primera vez que me metía y he estado a punto de estar en el podio. Es un resultado fantástico para mí».

Además de la actuación estelar de la corredora vasca, también cabe destacar el noveno puesto de la balear Catalina Rayo, lo que dejó satisfecho al seleccionador nacional, Francisco Cerezo, que aún así no pudo ocultar su malestar por el incidente reseñado en los últimos metros de la prueba. «Pese a que es un excelente resultado, me ha dejado un mal sabor de boca, ya que Irene fue cerrada en la parte final por la alemana y pudo haber optado a medalla. Por su parte, Catalina atacó a falta de 500 metros, porque prefería jugársela desde lejos y al final la pasaron ocho corredoras. Lo mejor es que hemos estado en carrera y casi nos llevamos una medalla». En total, casi 40 corredoras formaban ese grupo delantero, aunque los jueces picaron diferencias de segundos entre ellas. Irene San Sebastián también rindió a un gran nivel en la prueba contra el cronómetro, en la que acabó en la vigesimoséptima posición. La tolosarra redondea así un gran último mes de competición, en el que ha participado en el Campeonato de Europa de Italia y en el Mundial de Sudáfrica.

Fotos

Vídeos