Sin noticias del 'Nabarra'

Buceadores aficionados descartan que el buque hallado a 91 metros frente a Matxitxako sea el bacaladero artillado hundido por el 'Canarias' en la Guerra Civil

JULIÁN MÉNDEZ| BILBAO
Tres integrantes del club Kresala. / BORJA AGUDO/
Tres integrantes del club Kresala. / BORJA AGUDO

El bou 'Nabarra' se fue a pique el 5 de marzo de 1937 frente al cabo Matxitxako. El antiguo bacalarero, artillado por el Gobierno de Euzkadi e integrante de su Marina de Guerra, fue hundido por el crucero pesado 'Canarias', en un desigual combate. De sus 52 tripulantes, 38 murieron en la batalla.

En agosto de 2007, mientras elaboraban un mapa de profundidad del litoral vasco, técnicos de la fundación Azti-Tecnalia localizaron los restos de un buque, hundido en la zona donde se estimaba que había zozobrado el 'Nabarra'. Semanas después, un robot submarino dotado de cámaras descendió hasta el lecho marino para recabar evidencias: la forma de la barandilla, el puente de proa, las dimensiones de la eslora... Un puñado de pistas. Algunas voces corrieron a decir que, por fin, el bou había sido localizado. Sin embargo, un equipo de buceadores aficionados de la asociación Kresala ha descendido en cinco ocasiones hasta los restos, a 91 metros de profundidad, y ha desmontado las primeras impresiones. El bou 'Nabarra' sigue desaparecido 61 años después de la batalla.

«Allí abajo apenas hay luz. La visibilidad es de unos 4 metros», asegura Unai Artaloitia, uno de los buzos y especialista en inmersiones profundas. Casi a tientas, Artaloitia recorrió la zona de proa del pecio, que está enterrado en el fondo de arena, con la proa apuntando hacia el Nornordeste y a seis millas escasas de la costa. Vio que la proa y las barandillas estaban enteras, que no había rastro de impactos de artillería ni de boquetes de obuses... Luego, flanqueado por Mikel Zabaleta y José Manuel Silva, se asomó al rancho de proa, a las estrechas portezuelas que daban paso a las literas y a los aseos de la marinería. Arriba, asomaba lo que podría ser una ametralladora (algo corriente en los mercantes de la época, asaltados por corsarios al menor descuido), pero ni rastro del castillo de proa artillado que caracterizaba la silueta del 'Nabarra'. «El castillo mide unos 8 metros, frente a los 14 que tenía el del bou», recuerda Artaloitia. La prueba definitiva la obtendría pocos minutos después, al ver la bodega abierta y cargada de mineral de hierro. «Lo supe en cuanto cogí un trozo. Pesaba mucho. A la luz de los focos era de un color medio anaranjado», dice. Un puntal de carga, roto, y una maquinilla de servicio defendían la bodega. Las bordas del carguero aparecen abiertas, vencidas por el peso de la carga. Al cabo de 23 minutos el buzo se vio obligado a subir la superficie para pasar dos horas de descompresión (eliminando los restos de gas nitrógeno disuelto en la sangre).

Tráfico de mineral

El pecio, según Kresala, podría corresponder a un carguero de unos 60 metros de eslora y 9 metros de manga que realizaría el tráfico del hierro entre Bilbao y Cardiff o Bayona y regresaría cargado de carbón. «Ahora nos tocan unos cuantos meses de investigar en los archivos para tratar de saber qué barco hemos encontrado. En aquella época, los barcos no naufragaban, se perdían. Seguiremos buceándolo... Con suerte, podremos encontrar algún elemento que nos ayude: un ojo de buey grabado, un plato de la vajilla de la tripulación, alguna chapa con la serie o el indicativo del buque...», apuntaba Mikel Zabaleta.

La zona está cubierta de cabos y redes, ya que se trata de un caladero habitual entre los pescadores, lo que hace más complicada estas inmersiones, reservadas para especialistas. Cada buceador usa un equipo de respiración autónoma de circuito cerrado ('rebrider'); al tiempo baja con dos botellas más (cargadas con distintas mezclas de aire y oxígeno).

Desde Kresala apuntan que el arrastrero Nabarra pudo haberse hundido más hacia el Norte, en el cantil de la plataforma oceánica donde la profundidad alcanza, en pocas millas, 1.200 metros. De ser así,seguirá sin haber noticias del 'Nabarra' durante mucho tiempo.

Fotos

Vídeos