Tamames ganaba en Arrate una etapa de la Vuelta Ciclista a España

JAVIER RODRÍGUEZEIBAR
Una comisión del Club Deportivo Eibar hizo posible el éxito./
Una comisión del Club Deportivo Eibar hizo posible el éxito.

El especial vínculo entre Eibar y el ciclismo de élite siempre ha estado fuera de toda duda y, al igual que ayer concluía en Arrate la nueva edición de la Euskal Bizikleta, hace algo más de 26 años, el 10 de mayo de 1972, el alto eibarrés era escenario del final de de una de las etapas de la Vuelta Ciclista a España, con inicio en la localidad navarra de Sangüesa. El salmantino Agustín Tamames, que ya se había adjudicado otra etapa en aquella misma edición, fue el mejor en la escalada final y subió al pódium, aunque quien en realidad salió fortalecido tras la ascensión de las exigentes rampas fue el asturiano José Manuel Fuente, 'El Tarangu' -a la postre ganador-, que defendió su liderato.

Integrantes del Club Deportivo Eibar explicaban por entonces en el El Correo las circunstancias que rodeaban a la organización de aquel gran evento deportivo, con requisitos complicados de resolver en nuestro ámbito, como el alojamiento para 500 personas en un radio de 15 kilómetros. Además, la organización de la carrera exigía la entrega de 150.000 pesetas, cantidad importante para la época, y el tener que preocuparse por la instalación de tribunas y dependencias para público, comisarios y medios de comunicación.

El Ayuntamiento de Eibar colaboró con una subvención de 30.000 pesetas y facilidades para disponer de tanto de la Brigada como de la Policía Municipal. El resto del presupuesto se cubrió con la aportación de entidades financieras (Caja de Ahorros Provincial) e industrias del municipio, además de publicidad.

Aún así hubo un déficit de 28.000 pesetas, «pero no por eso nos achicamos», aseguraban los organizadores, seguros de su verdadero potencial, más allá del económico: «Mucha afición y muchas ganas de trabajar».

La jornada resultó una gran fiesta, con miles de aficionados al ciclismo dispersas en las rampas de Arrate, donde luego Tamames demostró su gran dominio de la escalada. Eso sí, tuvo que aguardar tres años, hasta 1975, para conseguir ganar de forma absoluta la Vuelta Ciclista a España.

Fotos

Vídeos